Exclusivo
Actualidad

Golpe al tráfico de vida silvestre: liberaron 35 boas y 9 tortugas motelo en el Yasuní

Operativos de control de fauna silvestre permitieron recuperar estos reptiles. La tenencia ilegal o tráfico de especies es penado con cárcel

boas
Las tortugas motelos y las 35 boas fueron llevadas desde el Coca hacia su hábitat natural.Cortesía

Técnicos del Ministerio del Ambiente y Agua (MAE) liberaron 35 boas constrictor y 9 tortugas motelos (Chelonoidis denticulata) en el Parque Nacional Yasuní, que se extiende sobre un área de aproximada de 10.200 km2 entre las provincias amazónicas de Pastaza y Orellana.

La reinserción de estas especies silvestres contó con la participación de miembros de la comunidad Kichwa Añangu, quienes apoyaron con el traslado en un recorrido de tres horas desde la ciudad de Francisco de Orellana (El Coca).

"Tras un operativo de control de fauna silvestre y gracias a la denuncia ciudadana, las boas constrictor (madre y sus crías), fueron rescatadas en el cantón Joya de los Sachas en las cercanías de un hotel", comentó el MAE.

Asimismo, las tortugas motelo, entre adultas y jóvenes, fueron recuperadas en El Coca por medio de varios operativos con técnicos de esta cartera de Estado y la Unidad de Protección del Medio Ambiente (UPMA) de la Policía Nacional.

En lo que va del 2020 se ha realizado un total de 169 liberaciones de especies silvestres, recordaron las autoridades.

Estuvieron en cuarentena

Los reptiles recibieron atención veterinaria en el centro de rescate animal “Coca Zoo” donde permanecieron varias semanas en cuarentena para determinar su estado de salud y evaluar su comportamiento, proceso que certificó su condición física estable.

Diego Naranjo, técnico del MAE, manifestó su complacencia "al saber que la ciudadanía se sensibiliza con la protección de las especies y reportan a las autoridades sobre la tenencia ilegal de las mismas o, del tráfico de fauna silvestre...".

Campañas de concienciación

Naranjo enfatizó que cada animal cumple un rol importante en los ecosistemas y por tanto se hacen grandes esfuerzos para que puedan regresar a su hábitat, cuando son llevados a otros sitios con diferentes fines.

Ese Ministerio recordó que  lleva a cabo campañas sobre la conservación de las especies y además realiza operativos de control para evitar la tenencia o tráfico ilegal de vida silvestre, lo cual es un delito tipificado en el artículo 247 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

madera

Nadie sabe para quién tala: madera incautada va para los más necesitados

Leer más