La zona 8 al acecho del hampa

Exclusivo
Judicial

La zona 8 al acecho del hampa

La Zona 8 vivió diez horas de robos, asesinatos y otros delitos, el jueves 14 de octubre. Experto recomienda pedir colaboración a guardias privados.

policentro
Uno de los hechos delictivos se cometió en el centro comercial Policentro.EXTRA

Negarse a pactar el ingreso de un tráiler cargado con droga, a uno de los puertos de Guayaquil, por poco le cuesta la vida a dos guardias de seguridad, en la Isla Trinitaria, sur de la urbe.

Los dos criminales, entre ellos un adolescente, les dispararon y escaparon en una motocicleta. Poco después, agentes de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida (Dinased) localizaron al menor de edad, con una pistola calibre 9 milímetros.

Ese fue el tercer hecho violento, de al menos siete, que generaron alarma el jueves 14 de octubre durante 10 horas (ver infografía), en la denominada Zona 8, conformada por el Puerto Principal, Durán y Samborondón, aunque en este último sitio no se reportaron novedades.

Durante ese tiempo hubo cuatro asesinatos, una doble tentativa de asesinato, un atentado con granada, un robo a una clienta de un banco y un intento de robo en otra entidad financiera.

Nelson Yépez, analista de Seguridad con 30 años de experiencia, menciona que es evidente el “repunte” de delitos y estima que “las autoridades deben estar planificando estrategias para controlar esta situación, pero deberían hacerlo más rápido”.

Para él, es necesario actuar pronto y su propuesta es una alianza con las empresas de seguridad privada del país, “para fortalecer la seguridad hasta que se encuentren soluciones (...). Se deben hacer convenios, porque hay muchos guardias”.

Además, señala que la Policía Nacional debe hacer énfasis en la preparación de las unidades de Inteligencia, porque “se debe actuar sobre las cabezas. Caso contrario, (la delincuencia) seguirá creciendo si no se toman las medidas adecuadas”.

La alcaldía resolvió establecer en nivel alerta 1 incluyendo a aquellas ubicadas en centros comerciales

Guayaquil: Autorizan el 100 % de aforo en agencias bancarias

Leer más

El especialista también menciona que la sociedad debe contribuir con información, aunque esto se ha podido ver en redes sociales, cuando se comparten videos, fotografías y datos de hechos delictivos.

Y eso lo agradece el jefe zonal de la Dinased, coronel Max Rojas, porque hay detalles que son verídicos y contribuyen en las investigaciones, indica, pero también aclara que existen publicaciones con información incorrecta, que no corresponde a hechos locales o actuales.

“Estos (últimos) producen una gran tensión o percepción de inseguridad”, concluye el oficial.

CENTRO INTENTO
En el centro porteño intentaron robar en una entidad financiera.AMELIA ANDRADE

Si sale, considere que lo pueden ‘chorear’

Los hechos delictivos suscitados en los últimos días en el Puerto Principal no sorprenden al poligrafista y experto en seguridad John Garaycoa, quien afirma que las bandas de antisociales se están incrementando y diversificando en su modalidad operativa.

“Antes uno veía que donde se establecía una farmacia, luego surgían 10 más en la misma zona; de igual manera ocurre con el tema delincuencial. Ese líder que salió de un grupo trata de armar su banda y liderar otra agrupación”, sostiene.

El especialista considera que la unión de varias mentes delictivas, tanto nacionales como internacionales, es un factor fundamental.

“La explosión de los cajeros se dio en Chile y Venezuela. Los delincuentes se unen y es allí cuando sacan especialidades, contactos”, explica Garaycoa.

alban

Guayakill, un triste neologismo que se ha vuelto tendencia en redes

Leer más

Asegura que en la cárcel y calles se conocen y se juntan para dar los ‘golpes’, posterior a un previo estudio.

“Cuántas veces varios extranjeros han estado presos en sus países y emigran a otro para ser un nuevo delincuente”, indica el poligrafista, quien manifiesta que los perfiles de los malhechores ya no es el de mala presencia, hay mujeres e incluso gente preparada.

“Lo de los cajeros, de pronto lo ejecutaron con un técnico instalador de los mismos, que ya saben cómo operan y conocen la forma para vulnerarlos. Hay una línea delgada entre el hombre honesto y el deshonesto”, opina Garaycoa.

“El análisis debe de ser visto desde la existencia de grupos que están disputando espacios de poder y sitios en donde la violencia es el único mecanismo de ‘solución de conflictos’”, dice Efrén Guerrero, catedrático de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (Puce), al referirse de los postreros sucesos delictivos en Guayaquil.

De igual manera, Guerrero pregunta... también ¿se están disputando los espacios de poder territorial con la Policía?

La apreciación del catedrático es que no hay ningún mensaje que algún grupo organizado quiere mandar a la sociedad, todo tiene que ver, según su criterio, al poder económico. “No hay otro producto que le gane a la droga, eso hace que haya tanto interés en controlar las rutas del microtráfico”, dice Guerrero, quien asegura que la ciudadanía tiene que requerir que el estado central, encargado de la seguridad, tome las decisiones: políticas y leyes.

Garaycoa aconseja que ante la peligrosidad que se vive es necesario salir considerando la posibilidad de ser asaltado y reducir los riesgos: no portar mucho dinero, no andar en autos de alta gama e invertir en seguridad, tanto para su casa como su carro. Y no bajar la guardia en lugares que creía seguros, como centros comerciales, bancos, etc.