Adalia Rose Williams, quien envejecía rápidamente, murió a los 15 años

Exclusivo
Actualidad

Adalia Rose Williams, quien envejecía rápidamente, murió a los 15 años

La infuencer Adalia Rose Williams tenía síndrome de progeria de Hutchinson-Gilford, enfermedad que la hizo envejecer muy rápido.

Adalia Rose murió a las 15 años.
Adalia Rose murió a las 15 años.Cortesía

Adalia Rose Williams, una estrella de YouTube de Texas con una rara condición de envejecimiento rápido, murió el pasado miércoles 12 de enero de 2022, según publicaciones en sus redes sociales. Ella tenía 15 años.

Según The Kansas City Star, Williams tenía millones de seguidores en sus cuentas sociales, incluidos 2,9 millones en YouTube y más de 380.000 en Instagram. En vida, publicó videos humorísticos, tutoriales de maquillaje y dio actualizaciones sobre su vida.

Le diagnosticaron el síndrome de progeria de Hutchinson-Gilford cuando tenía 3 meses, dijo su madre en 2018.

Una publicación compartida en Instagram y Facebook decía: "Adalia Rose Williams fue liberada de este mundo. Entró en él en silencio y se fue en silencio, pero su vida estaba lejos de eso".

"Ella tocó a millones de personas y dejó la huella más grande en todos los que la conocieron. Ya no siente dolor y ahora baila con toda la música que ama", continuó la publicación.

La progeria también se conoce como la enfermedad de "Benjamin Button" de la película "El curioso caso de Benjamin Button", donde el personaje de Brad Pitt envejeció hacia atrás. Según la Clínica Mayo, los bebés que nacen con progeria parecen normales al nacer y luego comienzan a experimentar un crecimiento lento y pérdida de cabello en su primer año.

El promedio de vida de una persona con la enfermedad es de 13 años, aunque algunos pueden vivir hasta 20 años.

En Instagram, otros youtubers enviaron sus condolencias y el diseñador de moda Michael Costello publicó videos de Williams con el vestido que diseñó para ella.

"Mi corazón está roto. Recibí un mensaje a las 7 p.m. anoche, Adalia Rose Williams fue llamada a casa con Dios. No tengo palabras y no puedo dejar de llorar", escribió Costello.