Exclusivo
Cultura

'Ataúd en llamas', una obra de investigación, empatía y memoria

Veintidós testimonios de escritores en el Guayaquil de la pandemia son narrados a manera de crónica por la poeta y periodista Gabriela Ruiz, quien con su obra deja un registro de la crisis sanitaria y emocional

Quema en pandemia
Vicho Gaibor logró capturar la quema de un sillón que perteneció a un fallecido de coronavirus. Este vivía en Mapasingue.Cortesía: Vicente Gaibor del Pino

¿Cómo estás?, ¿cómo está tu familia? son dos preguntas coloquiales y muy comunes antes de la pandemia, pero en marzo y abril, los meses del pico más alto del coronavirus, estas interrogantes se volvieron urgentes y expectantes hacia los seres queridos.

Ambas interrogantes fueron realizadas por la poeta y periodista quiteña Gabriela Ruiz Agila, y dieron origen al libro ‘Ataúd en llamas’, el cual reúne 22 historias generadas por escritores y periodistas que nacieron en Guayaquil o residen en ella. Todos relataron sus vivencias durante los días más duros de la crisis sanitaria.

Emocionalmente primero le preocupó la situación humana de quienes aprecia y periodísticamente vio que se estaba creando un contenido importante para registrar y compartir.

RELACIONADAS

“La selección fue afectiva, necesitaba lograr una comunicación bastante íntima para que alguien me cuente”; dice la autora, quien indica que sus amigos le enviaban audios, mensajes de textos, fotografías que retrataban la situación del interior de sus casas, porque tocaba vivir en confinamiento, obligados a estar en las viviendas hasta las 2 de la tarde cuando comenzaba el toque de queda.

libro
El texto fue coeditado por la Universidad de las Artes y Mecánica Giratoria.Cortesía

Amigos escritores

Los narradores que participaron fueron Juan Carlos Cucalón, Siomara España, Solange Rodríguez, Luis Carlos Mussó, Marcela Noriega, María Paulina Briones, Andrés Emilio León, María Cecilia Velasco, entre otros. 

Aunque afirma que consultó a más compañeros, pero también el silencio aturdidor fue una respuesta, “no estoy preparado, no me siento bien, mira lo que me está pasando”, rememora y al hacerlo se vuelve a conmover y le brillan los ojos. Es que este texto aparte de contar con una amplia investigación periodística, revela la gran sensibilidad y empatía de la autora, quien asegura tener lazos emocionales y laborales con la urbe porteña.

Menciona que el primer relato que conoció fue el de la editora de revistas culturales, profesora y escritora María Cecilia Velasco, al cual tituló ‘Ruego porque dejen de sonar las ambulancias’.

RELACIONADAS

Padre, qué afortunada soy de que hayas muerto hace un año y yo no haya tenido que identificar tu cuerpo entre una pila de fundas oscuras sin nombre, removiendo etiquetas para ver si te encontraba. Qué bueno que nadie te extravió”. Este fragmento es parte de la historia de la autora Solange Rodríguez, quien describe su experiencia en hospitales públicos junto a su progenitor.

polilla obra fotográfica
Las 21 imágenes del fotógrafo Vicho Gaibor son de tonalidad azul, color que asoció con el ambiente frío de la morgue.Cortesía: Vicente Gaibor del Pino

Duelo, dinero, cumpleaños y más

La autora francesa Alice Goy-Billaud fue la primera que le contestó a Ruiz y narra su acto de resistencia: tomar su ‘bici’ y escaparse en pleno toque de queda porque el encierro es fuerte. También está el texto de la poeta, ensayista y crítica literaria Siomara España, quien habló de la partida del maestro Rodrigo Pesántez Rodas, reconocido poeta, escritor de 82 años, quien antes de fallecer pasó un periplo de hospitales; no fue recibido porque no habían camas.

Su amigo César Eduardo Galarza le describió su experiencia: su tío entró al hospital Teodoro Maldonado por dengue y coronavirus; al fallecer le pidieron $ 600 para sacar su cuerpo. Una historia diferente fue la de Andrés Emilio León, quien fue el único que escribió desde la felicidad, registrando el cumpleaños de su pareja Sonia, quien tuvo invitados virtuales, gracias a una videoconferencia.

artistas
Gabriela Ruiz y Vicho Gaibor unieron sus talentos en ‘Ataúd en llamas’Cortesía

Datos

  1. Título de la obra: Inspirado en ‘Ataúd en cartón’, de César Dávila, y ‘El llano en llamas’, de Juan Rulfo.
  2. Relato visual: Las historias van intercaladas con el relato visual del fotógrafo Vicho Gaibor, quien en 21 imágenes contó su visión de la pandemia.
  3. Instalación: Ruiz espera montar una instalación con fragmentos de los mensajes, audios y el mapa de ubicación de las casas de sus compañeros.
  4. Libre descarga: Puedes disfrutar del material descargándolo: bit.ly/Ataud_en_llamas.
TE RECOMENDAMOS