Exclusivo
Actualidad

La ‘viuda negra’ irá a la horca

Sus parejas siempre fueron personas de avanzada edad o muy enfermos.

Foto de Sistema Granasa
Kakehi fue descubierta cuando intentó matar a su cuarto esposo.Agencias

Chisako Kakehi, la ‘Viuda negra’ de Japón, fue condenada por el asesinato de tres de sus exparejas y el intento de asesinato de una cuarta, todos hombres heptagenarios, envenenándolos con cianuro.

Kakehi, de 70 años, amasó una fortuna de mil millones de yenes, unos 8 millones de dólares, gracias a que convencía a sus compañeros sentimentales de que la hicieran beneficiaria de sus seguros de vida antes de matarlos.

El juez del caso, Ayako Nakagawa, rechazó los argumentos de la defensa, que afirmaba que la acusada no podía ser responsable de los crímenes porque sufría demencia, y señaló que “los casos habían sido bien preparados con antelación”. También apuntó que cuando la mujer cometió su último asesinato, en 2013, su estado de salud era bueno. “Es un atroz crimen motivado por la avaricia. La condena de muerte no puede ser evitada, incluso teniendo en cuenta la demencia y otros factores”, dijo el magistrado, según informó The Japan Times. Los letrados ya han anunciado que recurrirán la sentencia.

Según la agencia de noticias AFP, Kakehi no mostró ninguna emoción cuando se dictó la condena. La acusada se negó a hablar cuando el juicio comenzó el pasado mes de junio, pero más adelante admitió abiertamente haber matado a su marido en diciembre de 2013, en la casa conyugal en Muko, al sur de Kioto, un mes después de haberse casado con él, aunque más tarde se retractó, según afirmó la BBC. “Lo maté porque daba a otras mujeres decenas de miles de yenes mientras que a mí no me daba un centavo”, explicó en su momento al jurado. Anteriormente, había admitido “estar preparada” para ser ahorcada. “Incluso si mañana fuera ejecutada, moriría sonriendo”, dijo.

Kakehi se relacionó con al menos 10 hombres, especialmente ancianos o enfermos, con los que contactaba en ocasiones a través de agencias de citas, según The Japan Times. En estos servicios detallaba que buscaba hombres “ricos”, con un sueldo anual de más de 10 millones de yenes (unos 78.000 dólares). La ‘Viuda negra’ cosechó su primera víctima en 2007, y no fue detenida hasta 2014 a razón de la muerte de su marido en diciembre del año anterior. A partir de esa detención, la policía pudo vincularla con la muerte de dos de sus exparejas, en cuyos cuerpos encontraron restos de cianuro. En ese tiempo consiguió amasar una gran fortuna, aunque acabó endeudándose en el mercado bursátil.

El caso levantó mucha expectación en Japón durante los 135 días que duró el juicio, el segundo más largo de este tipo. Unas 560 personas hicieron cola para asistir como público a la sentencia condenatoria de la ‘Viuda negra’, que recibió este nombre en relación con la araña hembra que mata al macho de su especie tras la cópula. El País