Exclusivo
Actualidad

Las clases virtuales de inglés ponen a 'patalear' a estudiantes

A estudiantes les cuesta adaptarse a las clases en línea. Creen que, en parte, depende del docente. Institutos tratan de acoplarse a la modalidad

virtual
Valeska Bravo, de 8 años, ha logrado poco a poco adaptarse la modalidad virtual.José Pizza / EXTRA

Aunque está en la onda de la tecnología, a Tatiana Lucas le costó adaptarse a la modalidad virtual para continuar con las clases de inglés.

La joven, de 27 años, quien tiene una licenciatura en Turismo y Hotelería, señala que las dificultades para el acoplamiento obedecieron, en parte, a la falta de familiarización del uso de plataformas por parte de los docentes.

Otro de los inconvenientes en el camino son las dificultades en la conexión durante las tareas grupales.

“Estás listo para las clases, pero te encuentras con que no todos pueden conectarse, lo que significa atrasos”, comentó Adriana Gómez, quien asiste a uno de los talleres de ese idioma extranjero.

No tuvieron tiempo suficiente

Como ocurrió con los planteles, las academias también debieron cambiar a la modalidad online. La diferencia es que los primeros estaban de vacaciones y tuvieron hasta tres meses para adaptarse. Las academias de idiomas funcionan con módulos de secuencia inmediata y no tenían tanto tiempo para detenerse.

El director académico del Centro Ecuatoriano Norteamericano (CEN), Eduardo Icaza, asegura que ellos ofrecían algunos cursos especiales en línea desde 2018. Y que, tras el estado de excepción de marzo, ampliaron esa modalidad: los profesores tuvieron que compartir esa experiencia con los de los cursos regulares.

Si bien Copei era 100 % presencial, su directora Mariuxi Briones señala que tenían una página web y procesos automatizados. Además, alistaban un proyecto ‘blendex’, que combina lo presencial con lo virtual. Ahora lo que harán es acelerar el proceso.

La modalidad virtual obligó a las instituciones y planteles a realizar cambios de “última hora”, señala Arturo Espín, presidente de la Asociación de Profesores de Inglés del Ecuador.

Espín encabeza la fundación Por un Ecuador Bilingüe, que otorga becas de inglés básico. Comenta que en su caso no tuvieron inconveniente porque aplican la modalidad online desde hace dos años.

RELACIONADAS

“Logramos que el estudiante capte la enseñanza mediante talleres, deberes y evaluaciones que nos permiten medir el desempeño que logra durante las 60 horas de clases virtuales que recibe”, indicó.

Valeska Bravo, de 8 años, se conecta durante una hora y media para las clases de inglés. Comenta que al principio le fue complicado, pero poco a poco se fue adaptando.

La pequeña considera que la dinámica y metodología del docente ha sido fundamental para acoplarse en este último mes y medio de clases. 

TE RECOMENDAMOS