Exclusivo
Actualidad

En el barrio Cristo del Consuelo, una familia cenó arroz con menestra y 'plomo'

Una niña y una joven fueron heridas en un tiroteo en el sur de Guayaquil. Maleantes estarían presionando a un pariente de ellas para que venda drogas

Niña herida
Una niña, de 9 años, resultó con una herida leve en un brazo.Juan Faustos

Tres niñas, una joven y su abuelo se habían reunido alrededor de un mesón para cenar juntos el arroz con menestra y chuleta que acababan de comprar a una vecina, al frente de su casa, en el barrio Cristo del Consuelo, del suroeste de Guayaquil.

Eran las 22:00 del sábado 19 de diciembre de 2020. La familia apenas había empezado a comer cuando escuchó el sonido de un vehículo que frenó en los exteriores de su vivienda, pero eso no les llamó la atención, pues es habitual que los carros se detengan en el sitio, porque tienen una tienda.

El sector donde ocurrió el percance es considerado conflictivo por la Policía, a causa de la venta de drogas.

Sin embargo, lo que llegó después fue una ráfaga de tiros. La abuela de las niñas y la joven, quien en ese momento estaba recostada en un mueble, recordó que fueron por lo menos 16 tiros los que descargaron, pues fue la cantidad de indicios de balas que hallaron los peritos de Criminalística.

Heridas, pero no graves

Los proyectiles perforaron vitrinas, paredes y alcanzaron a una niña, de 9 años, y a su prima, de 19. Ellas fueron llevadas de urgencia a diferentes casas de salud, pero la menor recibió el alta al poco tiempo, pues la bala que impactó en el brazo derecho no le ocasionó mucho daño, tampoco penetró.

En cambio, a la mayor sí le ingresó la munición, cerca de la mano derecha, pero tampoco sufrió graves consecuencias. No obstante, hasta ayer permanecía bajo observación.

capturdo

Sospechoso de asesinar a niña de 4 años fue capturado en Los Ríos

Leer más

“Lo quieren obligar a vender drogas”

Una allegada comentó que el ‘pito’ se originó tras una amenaza que sufrió un pariente que habita en el sitio, supuestamente de parte de Los Choneros. “Lo quieren obligar a vender drogas”, afirmó.

Otra familiar acotó que necesitan protección policial, porque las personas que buscan hacerles daño son peligrosas.

El teniente Andrés García, jefe del circuito policial Cristo del Consuelo, informó que el caso está en manos de unidades especiales, pero acotó que el día del suceso los criminales se movilizaban en un auto Chevrolet Sail, color vino.  

RELACIONADAS