Dolor de cabeza por obra de construcción en Urdesa Norte
Suscríbete

Exclusivo
Actualidad

Dolor de cabeza por obra de construcción en Urdesa Norte

Habitantes del sector están expuestos a robos, caídas y alergias por obra que inició en abril.  Reclaman que nunca se les avisó de la excavación. 

Obra Urdesa
Los habitantes de la zona no pueden ingresar a sus viviendas con facilidad por el gran hueco.Ángela Trujillo

Una obra cuyo fin es colocar un nuevo colector de aguas lluvia y pavimentar las calles, terminó siendo una pesadilla para la comunidad de Urdesa Norte.

Robos, alergias, suciedad, choques de vehículos, gastos en estacionamientos y hasta posibles lesiones por caídas, son algunos riesgos que exponen el bienestar de los habitantes del sector: Principados de Lomas de Urdesa Av. Rosendo Maridueña.

En la mañana del 15 de noviembre, Erika Espinoza, quien trabaja como enfermera a domicilio, salió de su casa para visitar a sus pacientes y se llevó una pésima sorpresa.

b4ec0417-01c8-4274-a387-2599044c16dd

Guayaquil registra más de 400 atenciones por conductas suicidas

Leer más

Al atravesar por la calle que padece un hueco inmenso, se percató que su vehículo había sido desvalijado. Su herramienta fundamental de trabajo perdió la bocina, batería, computadora y más elementos, que lo dejaron inservible.

“Estuve cotizando la computadora de mi vehículo en el mercado negro y está al alrededor de cinco mil dólares”, dijo la moradora.

Erika no solo perdió su herramienta de trabajo, sino también gran parte de la mercancía de su pequeño emprendimiento de chifles que maneja con su esposo.

Carro robado
La computadora, bocina, radio, batería, entre otros elementos del auto fueron robadosÁngela Trujillo

Por su parte, la señora Janeth Moreira y su vecino Alan Castro comparten la misma preocupación con respecto a la salud.

“Al principio yo solicité que acelerarán la obra porque soy alérgica al polvo, esto perjudicó mi salud, estuve dos meses agripada. Me sentí sumamente mal, pero con la voluntad de Dios me estoy superando”, expresó Janeth.

Para Alan la preocupación parte por su bebé de dos años, quien ha sido presa fácil de alergias por todo el polvo que ocasiona la obra.

“Tenemos que estar limpiando todo el tiempo para evitar que la bebé se enferme, es pequeña y si se enferma no podremos sacar el carro ante una emergencia porque la obra no nos lo va a permitir”, comentó.

detenidoss

Guayaquil: Implicados en asesinatos y atentado a un canal de televisión fueron detenidos

Leer más

Este joven padre no solo compartió su disgusto por la salud de su pequeña, sino también por el choque de su vehículo que nadie le responderá y la suciedad en las paredes de su casa, producto de la obra.

Los moradores del sector aseguraron que nunca recibieron un aviso o socialización por parte de la constructora para dar inicio a la excavación de la calle.

Según ellos, al tratar de hablar con el encargado de la contratación, nadie dio una explicación.

Sin embargo, EXTRA se comunicó con la administradora del contrato, Alexandra Ordóñez, quien justificó el retraso de la obra.

“Tuvimos un problema al excavar, encontramos un estrato rocoso muy fuerte que nos dañó tres máquinas y eso nos está retrasando la entrega de la obra”, añadió la funcionaria.

Además, aseguró que la obra inició desde el mes de abril y desde la fecha se han venido realizando socializaciones con los moradores de la zona, por medio de volantes informativos y reuniones.

Según Alexandra, se les dio previo aviso a los habitantes de guardar sus vehículos en otro lugar. “En su debido momento se habló con ellos para que busquen dónde guardar el carro y muchos lo hicieron”.

ARREGLOS DE CALLE GUAYACANES3

Dueños de negocios en Urdesa piden compensación por daños

Leer más

Hay un morador en el sector que ha dispuesto un terreno para que los vecinos puedan guardar su vehículo, este tiene un costo de dos dólares la noche. Un costo que para muchos es absurdo, ya que en sus propiedades cuentan con su propio estacionamiento.

Los moradores están de acuerdo de que toda obra traerá sus beneficios, pero aseguran que están violando sus derechos a tener una convivencia plena, pues nadie responderá por los daños ocasionados.

De acuerdo a la administradora del contrato, la obra tardará 15 días, como máximo.