Exclusivo
Actualidad

Dos horas de terror en zona céntrica de Manta

Un hombre fue al trabajo de su esposa, de quien llevaba apenas 8 días separado, y la habría matado después de una prolongada discusión. Luego se mató

femicidio
En doble hecho de sangre ocurrió en la parroquia Los Esteros de Manta.Alejandro Giler

El terror y la muerte se apoderaron otra vez de la parroquia Los Esteros de Manta, provincia de Manabí.

A solo tres cuadras, donde hace poco asesinaron a un ciudadano clavándole un destornillador en la cabeza por lanzar un piropo, la policía halló dos cadáveres.

Las miradas sorprendidas de los moradores apuntaban al interior de un local donde se expenden pañales y otros productos. Allí se había producido un presunto femicidio y suicidio.

Las víctimas mortales fueron identificadas como Stalin Geovanny Ponce Peña, de 38 años, y Marjorie Lorena Castro Cedeño, quien hoy 25 de julio de 2020 hubiera cumplido la misma edad que su presunto verdugo.

“Vi cuando el hombre bajó la puerta enrollable, primero a la mitad y luego la cerró del todo”, comentaba un ciudadano con desesperación, mientras los agentes de Criminalística y Dinased acordonaban la zona y empezaban las pericias investigativas.

Eran las 19:30 del viernes 24 de julio cuando la esquina de la calle 121 y avenida 104 se convirtió en el escenario de los lamentos y las lágrimas. Allegados de las víctimas protagonizaron llantos desgarradores. No podían creer lo que les decían.

Entre murmullos los testigos indicaban haber escuchado al menos tres detonaciones que provenían de la pañalera, ubicada en una zona céntrica y de dinamismo comercial. “Hacer esto aquí es de locos, este lugar es muy frecuentado, estamos incrédulos aún de lo que ha pasado”, exteriorizaba un lugareño.

Luego de las primeras indagaciones, la Policía Nacional confirmó que dentro del local fueron hallados dos cuerpos sin vida: uno masculino y otro femenino. “Se presume un femicidio y luego un suicidio por parte de la persona que había ingresado al negocio”, indicó Rodrigo Hidalgo, jefe (e) del Distrito Policial Manta.

Aproximadamente dos horas de tensión y nerviosismo se vivieron en el mencionado establecimiento. El hecho se habría perpetrado alrededor de las 19:00. Sin embargo, una de las hipótesis que manejan los investigadores es que el hombre presuntamente llegó cerca de las 17:00 y después de una prolongada discusión disparó a la mujer y enseguida acabó con su vida.

Supuesta testigo

Una tercera persona, compañera de labores de la fallecida, al parecer, presenció sus últimos instantes con vida y la forma cómo se desarrollaron los hechos.

“Según lo que indicó la testigo, a ella la hicieron ingresar al baño, el hombre había llevado a la bodega a la víctima, allí disparó y luego cometió la autoeliminación”, informó el jefe policial.

En la escena marcada por un charco de sangre y los cadáveres cercanos el uno al otro, los agentes hallaron un revólver calibre 38 de fabricación artesanal y dos vainas percutidas.

Entre la documentación, a Stalin Geovanny Ponce Peña se le encontró una credencial que lo identificaba como guardia de seguridad privada, por lo que se investiga si usó su herramienta de trabajo para consumar el delito.

Un allegado de Marjorie Lorena Castro Cedeño contó que la pareja se había separado hace aproximadamente 8 días y, según una publicación de Facebook, el 6 de julio del presente año celebraron su unión. “Feliz aniversario, esposo, espero que sigamos cumpliendo más y más, que nos vaya bien siempre”, posteó ella junto a dos fotos con quien la noche del viernes le habría arrebatado la vida. (AG)

TE RECOMENDAMOS