Exclusivo
Actualidad

¿Cómo funcionan las electrolineras?

Guayaquil tiene previsto estrenar su primera electrolinera, el próximo 7 de noviembre de 2019. Esta obra estará ubicada junto al Parque Samanes, norte de la ciudad.

MONTAJE DE LA PRIMERA ELECTROLINERA DE GUAYAQUIL
En el caso de Guayaquil, serán los buses y taxis que posteriormente se adhieran al plan, quienes se beneficien de este tipo de estación.Amelia Andrade / Extra

Guayaquil tiene previsto estrenar su primera electrolinera, el próximo 7 de noviembre de 2019. Estará ubicada junto al Parque Samanes, norte de la ciudad, y cuenta con un avance del 80 % en obra y 90 % en infraestructura eléctrica, según informó el 16 de octubre la alcaldesa Cynthia Viteri.

Esta estación de carga será la primera de su tipo —con capacidad para atender a buses y taxis— en el Ecuador y se unirá a otros puntos de carga existentes en Quito, Cuenca y Loja, donde funciona una destinada para taxis eléctricos desde 2017.

Según Jorge Burbano, gerente de BYD Ecuador, la electrolinera contará con 20 cargadores de carga rápida (18 de 40 KV y 2 de 80 KV). Por la noche, cargarán buses; por el día, taxis.

En principio, los beneficiarios de la obra serán 20 buses eléctricos de la compañía Saucinc (89), que ya circulan en Guayaquil desde marzo de 2019; sin embargo, tendrá capacidad de atención para 500 vehículos diarios.

El pago por la recarga se podrá realizar a través de una aplicación móvil que podrán descargar los conductores; se aceptarán tarjetas de crédito y débito. La tarifa aún no ha sido fijada.

Viteri también mencionó que se instalarán 20 puntos de carga rápida en diferentes sectores de la ciudad. A propósito de la instalación de este tipo de estación en Guayaquil, ¿cómo funcionan las electrolineras? A continuación te lo explicamos:

Así funcionan las electrolineras

Una electrolinera es un punto de carga en la vía pública, donde se puede cargar la batería del vehículo eléctrico. En el caso de Guayaquil, serán los buses y taxis, que posteriormente se adhieran al plan, los que se beneficien de este tipo de estación.

Su función es proveer electricidad a vehículos eléctricos o híbridos enchufables. Los tipos de recarga existentes, de acuerdo a información de la revista de la escuela de negocios española INESEM, son cuatro:

Lenta: para vehículos con poca capacidad como las bicicletas eléctricas. El tiempo de carga puede durar hasta 7 horas; el voltaje es de 230 voltios y 13 amperios de corriente; la potencia aproximada suministrada es de 2.3 KV.

Semirápida: recomendado para aparcamientos públicos, centros comerciales u oficinas. El tiempo medio de carga es de 1 hora y media; el voltaje es de 230 voltios de corriente alterna y 32 amperios de corriente; la potencia aproximada es de 7.3 KV.

Rápida: es el sistema de carga más potente de todos. Toma al usuario un tiempo medio de entre 15 y 30 minutos; la potencia de salida es de 350 KV.

Todos estos ejemplos aplican para vehículos livianos.

Los conectores, pieza clave para la recarga

En las electrolineras del mundo existen conectores estándar para ciertos vehículos eléctricos y otros que varían según el tipo y marca de carro.

En Europa existen tres tipos de conectores que son comunes en las electrolineras, mientras hay otros tres modelos que funcionan en otras partes del mundo:

Conector único combinado o CCS: consta de cinco bornes distribuidos para corriente, toma de tierra y comunicación con la red. Este tipo de conector permite carga lenta y rápida. Marcas como Audi, BMW, Daimler, Porsche y Volkswagen traen incorporado este tipo de conector.

Conector Scame: existen de cinco de siete bornes y se utilizan para recarga semirápida.

Conector CHAdeMO: es estándar en los fabricantes japoneses y provee recarga rápida en corriente continua gracias a los 10 bornes, toma de tierra y comunicación que posee; además se utiliza para recarga ultrarápida.

Viene equipado para autos como el Nissan Leaf, Mitsubishi Outlander, Peugeot iON, Citröen C-Zero, y el KIA SOUL EV.

Europeos:

Enchufe Schuko: compatible con las tomas de corriente europeas. Tiene toma de tierra y dos bornes. Solo permite recargas lentas.

Conector SAE J1772: es un estándar japonés y recarga en corriente alterna. Posee un total de 5 bornes: dos de corriente, y otros dos complementarios y el último de tierra. Permite carga rápida y lenta.

Conector Mennekes: de origen alemán, tiene siete bornes, de los cuales cuatro son para corriente, otro de tierra y dos para comunicaciones.