Guayaquil: ¡Que empiece la fiesta! ‘Bailejo’ cívico en el centro de la ciudad y de la inseguridad
Suscríbete

Exclusivo
Actualidad

Guayaquil: ¡Que empiece la fiesta! ‘Bailejo’ cívico en el centro de la ciudad y de la inseguridad

Ciudadanos se congregaron, con alegría y también temor, en el parque Centenario para ver el acto inaugural de las fiestas julianas.

Inauguración fiestas julianas
La ‘pachanga’, que incluía música en vivo y danza folclórica, se realizó por la conmemoración de los 487 años de fundación de Guayaquil.AMELIA ANDRADE

Las faldas blancas y celestes de las cinco bailarinas folclóricas y de Juanita Pueblo, personaje representativo, fueron las sobresalientes en el Pregón Cívico Juliano por los 487 años de fundación de la Perla, que se realizó la mañana de ayer en la Plaza Centenario, centro de la urbe.

La celebración, aunque llenó de alegría y civismo a sus asistentes, también produjo cierto temor en ellos mismos por los robos de los que han sido testigos. 

Eduardo Barragán, quien decidió ‘estacionarse’ un rato para ver cómo estaba el ambiente, sabe que se ven pillos entrando y saliendo del lugar. “He visto, pero toca hacerse que uno no vio nada, porque también lo atacan”, comentó. 

fiestas de guayaquil
Como Eduardo, muchos se quedaron en la puerta del parque para ver lo que se llevaba a cabo dentro del mismo.AMELIA ANDRADE

Recordó que antes era bonito ir a ese lugar cuando del lado de la calle Pedro Moncayo había juegos para niños, hace más de 30 años.

Con él coincidieron Carmen Alvarado, guayaquileña, y Sergio Pilco, quien llegó hace 50 años de Riobamba. La mujer afirmó que “sí ha visto mañosos rondando la zona”; mientras que Sergio, quien va cada fin de semana a ‘refrescarse’ al lugar, dice siempre andar ‘pilas’ por esa zona.  

MENDIGOS EN EL CENTENA (8437701)
En el mismo lugar del evento, dos horas más tarde, ya se habían instalado mendigos.AMELIA ANDRADE

Carmen refirió una situación que se ve a diario y de la Sergio y Eduardo se quejaron: la presencia de personas consumiendo drogas, libando o mendigos durmiendo en las bancas del parque. "Esto sí da mal aspecto y, apenas termine este acto, van a llegar" comentó Barragán.

En el sitio, incluso los pequeños adoquines del corredor central se desprendían con facilidad, por lo que asistentes se tropezaban con ellos.

El agente Miguel Gavilanes, coordinador del grupo élite metropolitano, expresó que el lugar estuvo resguardado por todas partes. “Afuera estuvieron 12 agentes del grupo élite y cuatro motorizados para resguardar”.