Exclusivo
Ciudad 

¡Ganan ‘jama’ con bingo online!

Jugaban de manera presencial, pero ni el coronavirus frenó la diversión de Bastión Popular, cuyos moradores ganan otro premio: desestresarse de la pandemia y la escolaridad digital.

bingo online
Hace un año y medio Jefferson Ortiz realiza bingos, inicialmente eran presenciales, mas por el coronavirus los realiza de manera digital.Cortesía

Una mesa llena de víveres y kits de limpieza son los premios, la ánfora es una caja de cartón. Sobre una de las paredes de su sala, Jefferson Ortiz Tovar, de 24 años, coloca una tabla gigante con la respectiva ubicación de las 75 bolas del bingo online, que realiza hace dos meses.

Todos los martes, jueves y sábados, a las 15:00, se conectan cerca de 50 personas, unas por Facebook (transmisión en vivo) en la cuenta Makky Bin y otras por Whatsapp, todo es según la herramienta tecnológica que tenga cada participante.

Se juega por letras, las puntas de la tabla, el loco 5 (marcar cinco números), tabla llena. Y si varios ‘cantan’, se procede al sorteo.

Esta familia de bingueros ha crecido. Es más, moradores de otros sectores como Durán y Vía a la Costa se han unido a ellos. Y Jefferson mismo se encarga de llevar las tablas y los premios a los hogares de quienes participan, considerando el protocolo de bioseguridad que se debe de seguir por la COVID-19. Los amantes del bingo pagan dos dólares por cinco hojas y en cada una vienen cuatro tablas para jugar.

RELACIONADAS

Los premios más grandes son, por ejemplo, una canasta con 24 alimentos o medio quintal de arroz, y para aquellos que ‘cantan’ las letras son pequeños combos de leche, galletas, etcétera.

premios
Gran acogida tiene este bingo digital, pues muchos de sus participantes aseguran que los premios son básicos para la familia.Cortesía

El organizador revela que a algunos sí les ha costado el cambio de modalidad, sobre todo a los adultos mayores, quienes también juegan, pero con la asistencia de sus nietos, quienes los guían y ayudan.

“El guayaquileño es binguero por naturaleza, a él le gusta jugar en la calle, estar con sus amigos, incluso hacen sociedades y todo”, señala el joven estudiante de Contaduría Pública Autorizada (CPA), a quien no le fallan los números, pues hace que el dinero alcance para los premios y la logística. Su carrera le ha ayudado a manejar la contabilidad y las inversiones que realiza. Dice que lo que más desea es que se cubran los valores de los premios que pone en la mesa.

‘Cachuelo’ en familia

Jefferson hace sus propias tablas de bingo, las imprime, revisa que estén correctas y las distribuye entre sus clientes. Compra los premios, que por lo general son víveres y productos de desinfección, pues con la aparición del virus pandémico se ha percatado que estos tienen gran salida y son muy requeridos en los hogares.

“Tengo una persona que se encarga de la transmisión en vivo del Facebook, chequea los comentarios de esta red social. Así podemos constatar que la gente me vea y escuche bien. Para el manejo del WhatsApp tengo otro ayudante, él revisa que todo fluya y que todos los participantes estén enterados de los números que van saliendo”. 

La verificación de la tabla y ver quiénes son los ganadores, es el trabajo de otro miembro de su familia. Jefferson es el presentador del bingo, de los premios, es quien comunica el nombre de los que la ‘pegan’ y el sector al cual pertenecen.

Binguera
Angélica María Goya siempre juega concentrada. Ella aspira ganarse cualquiera de los víveres ofrecidos.Cortesía

Gozan y se relajan...

Angélica María Goya, de 40 años, asegura que ha ganado de todo en el bingo. Hace cuatro años es miembro de este grupo y no se quería quedar afuera de esta nueva mecánica. “Ya quiero que sea martes, jueves o sábado para jugar. Hacerlo me desconecta de lo que está pasando en el país por el coronavirus, asimismo me olvido un poco del trabajo y me relajo luego de supervisar las tareas de mi hijo. Jugar online es como si estuviéramos físicamente juntos, nos gozamos y hacemos bromas”, confiesa la binguera.

Su camarada Karen Arana, de 28 años, se integró al bingo presencial hace tres años y hace un mes y medio al digital. Menciona que ella participa y ‘canta’ por WhatsApp, pues la señal de Facebook se le cae. “Eso es lo bueno, que cada uno juega con lo que tiene a su disposición. Para mí esto va más allá del premio, es poder desestresarme de lo que estamos pasando como sociedad”, finaliza la vecina. 

Los ganadores 

Los resultados de la jornada de bingo se escriben tres veces por medio de WhatsApp para que los participantes constaten quién ha ganado. La persona tiene que mandar la foto de su tabla para demostrar que la 'pegó'. Ellos tienen un chat con todos los bingueros, quienes esperan con ansias el que realizarán por las fiestas de Guayaquil.

TE RECOMENDAMOS