Exclusivo
Judicial

A un ‘pelito’ de la muerte

Una mujer de 72 años vio la muerte de cerca. Un bus que invadió carril pasó junto a ella y terminó impactado contra un poste.

La mujer agradecía a Dios porque aún seguía con vida.
La mujer agradecía a Dios porque aún seguía con vida.Christian Vinueza

“Iba caminando rápido y sentí como si algo o alguien me paró. Es como que Dios dijo: ‘Espera, quédate aquí’. Después vi el bus pasar frente a mí y me rozó el vestido, pero no me sucedió nada”, recuerda María Manuela Tarco Sislema, quien a las 14:10 del viernes 9 de julio vio de cerca la muerte.

La mujer, de 71 años, salía de prisa del negocio de su hermana, Timotea Tarco, porque se dirigía a una reunión en la iglesia a la que asiste habitualmente. Sin embargo, no habría notado que un micro de la línea 33-A se acercaba hacia ella.

Para evitar que el techo caiga al sacar el carro, los afectados colocaron cañas como soporte, a la espera de poner un nuevo pilar.

El hecho quedó registrado en el sistema de vigilancia del negocio familiar y en la grabación se observa cómo el transporte, que circulaba en sentido contrario por la avenida Casuarina, en el noroeste de Guayaquil, tuvo que salirse de la calzada porque estaba a punto de chocar con otro bus que circulaba en el carril que había invadido.

María Tarco reitera que no vio el autobús acercarse, pero sí cuando lo tuvo de frente. Ella atribuye su salvación a “un milagro de Dios”. Además, menciona que no fue la única que corrió con suerte, porque otro “bendecido” fue su yerno, Óscar Daniel Lluman, de 34 años.

Él relata que “estaba sentado en mi puesto de frutas y tampoco me di cuenta del carro. También estuve cerca de que me pase encima, pero mi suegra estuvo en mayor riesgo. A buena hora estamos vivos para contar esta historia”.

don carlos

Carlos Uquillas, exparticipante de MasterChef, fue atropellado

Leer más

El choque

El bus se subió al parterre y tras casi impactar a María Tarco y Óscar Lluman terminó contra un poste de alumbrado público y un tubo que servía de soporte a la estructura de un techo de la tienda.

Timotea Tarco, la dueña del negocio, explica que el daño superaría los 500 dólares y que ya habría llegado a un acuerdo con los propietarios del micro.

La comerciante añade que el poste destruido fue cambiado en horas de la noche por personal de la Corporación Nacional de Electricidad.

video
El hecho quedó registrado en el sistema de vigilancia del local.Captura de vídeo