Exclusivo
Actualidad

Kulla Raymi, un tributo a la fertilidad

En Ambato exaltan el aporte de La mujer, la tierra y la luna. El rescate de la soberanía alimentaria fue el objetivo de la feria.

Ambato

Las mujeres de las 44 parroquias compartieron sus cosechas como símbolo de la fertilidad.
Yadira Illescas / EXTRA

Las protagonistas fueron la Pachamama (Madre Tierra), la Killa Mama (Madre Luna) y la Warmi (Mujer), que son veneradas dentro del mundo andino por ser las máximas representantes de la fertilidad.

A las tres les rindieron tributo en la celebración del Kulla Raymi, con la segunda Feria de Intercambio de Semillas Nativas y Diálogo de Saberes Ancestrales.

En la jornada se representó a la Cruz Andina y sus elementos para alcanzar la soberanía alimentaria con semillas y productos que emergen de la Pachamama.

El evento se realizó el pasado fin de semana en la Quinta de Juan León Mera, uno de los sitios patrimoniales de Ambato, provincia de Tungurahua.

Luz Villacís, presidenta de la Asociación de Productores Agroecológica de Tungurahua (Pacat), indicó que para continuar con el rescate de la soberanía alimentaria es necesario conservar las semillas ancestrales y cultivar de acuerdo con el calendario lunar, junto con los conocimientos para que el grano salga grueso.

Recordó que el calendario andino está dividido en dos solsticios y dos equinoccios, todos ellos relacionados con el Sol y la Luna, vinculados estrechamente con la tierra para la productividad, los beneficios y la provisión de alimentos.

De su parte, el yachac Antonio Sambonino indicó que siempre se debe estar en armonía con los elementos de la naturaleza: fuego, tierra, agua y viento, para fomentar la soberanía alimentaria.

Compartieron las semillas

En la feria, a más de los compromisos de las autoridades por fortalecer las costumbres milenarias, mujeres de las 44 parroquias rurales productoras de la Agricultura Familiar Campesina exhibieron sus semillas nativas, como maíz, papas, habas, fréjol, oca, entre otras.

la mujer es protagonista

El Kulla Raymi es una de las cuatro fiestas más significativas del calendario agroecológico andino, que representa el inicio de la vida y exalta a la mujer como máxima representación de la fertilidad, sostuvo Sambonino.

Javier Altamirano, alcalde de Ambato, reconoció el valor de la mujer, “encargada de darle vida al universo y que lucha por mejorar su productividad”.

Paúl Barreno, director de Análisis y Articulación Intersectorial de la Subsecretaría de Agricultura Familiar y Campesina, resaltó que estas celebraciones importantes en los pueblos andinos no se han perdido y continúan preparando la tierra con semillas nativas para producir nuevos frutos, donde el rol de la mujer en la economía en el sector agropecuario es fundamental, por sus múltiples actividades.

Ambato 2
El yachac Antonio Sambonino invocó a estar en armonía con los elementos de la naturaleza.Yadira Illescas / EXTRA

Mientras que Aníbal Zumbana, director nacional de Saberes Ancestrales, manifestó que es importante generar espacios de interculturalidad, en los que se visibilice la riqueza, tradición y cultura de la provincia de Tungurahua, mediante sus parroquias rurales, donde la mujer es la protagonista, por ser quien trabaja día a día para fortalecer la seguridad alimentaria mediante la provisión de alimentos sanos y nutritivos. 

TE RECOMENDAMOS