Exclusivo
Actualidad

Llamas, los pacíficos huéspedes del parque metropolitano de Guangüiltagua

Llegaron en 1998 desde el Cotopaxi. Hoy son 37 las que habitan en una especie de granja del lugar

IMG_9235
Las llamas se han acostumbrado a interactuar con humanos.Cortesía

Unas 37 llamas viven en el parque metropolitano Guangüiltagua, en el norte de Quito. Ellas forman parte de la iniciativa Quito Verde Otra Vez que busca generar una convivencia armónica entre los seres humanos y los elementos de la naturaleza.

Estos mamíferos, que pertenecen a la familia de los camélidos, pueden llegar a vivir hasta veinte años y medir dos metros. Actualmente viven en una especie de granja y se mantienen bajo el cuidado de especialistas de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas.

Hace unas semanas, el lugar recibió al nuevo integrante de la familia. Se trata de un macho que nació en el parque. Su llegada fue supervisada por el personal veterinario. Pese a la cuarentena desencadenada por el coronavirus, las tareas en el sitio no han parado.

Buen trato

Fue en 1998 cuando los animales llegaron a Guangüiltagua desde el Cotopaxi. Hoy viven en las planicies del parque. Una persona recoge la hierba de los alrededores para alimentar a los animales y los saca a pastorear diariamente. También disfrutan de morochillo, sales, minerales y heno.

Antes de la emergencia sanitaria, el sitio recreativo recibía alrededor de 70.000 visitantes mensualmente. Las llamas estaban en los miradores adornando el parque y dando la bienvenida a los visitantes. Son animales muy dóciles que se han acostumbrado a vivir con seres humanos.

TE RECOMENDAMOS