Exclusivo
Actualidad

Camión 'fantasma': ¡Se llevó su caseta, pero no su vida!

El vehículo resbaló por una pendiente. Una mujer se salvó cuando alguien le gritó que se quitara del paso, aunque sí perdió su negocio en Guamaní.

CAMION
El incidente se registró aproximadamente a las 10:00 del miércoles. No hubo víctimas mortales ni heridos.Ángelo Chamba

Mayra Taco solo escuchó que un hombre le gritó: “¡Quítese de ahí! Viene un camión”. Y corrió sin parar. En el camino, ella tomó de la mano a una ancianita para salvarla. El vehículo, que iba por la calle sin conductor y sin freno se llevó la caseta en la que la señora vendía verduras. Ella escapó de la muerte.

Todo ocurrió la mañana del miércoles en las calles Lucía Albán y Pedro Vicente Maldonado, en Guamaní, sur de Quito. El camión, según los testigos, avanzó por la bajada y la carga de bloques hicieron el resto: cogió velocidad. Iba por la Lucía Albán sin que nadie pudiera detenerlo. 

“Algunos lanzaron piedras a la calle para ver si al menos reducía la marcha, pero nada”Mayra Taco
​Sobreviviente

Según Jaime Mantilla, agente de Tránsito que tomó procedimiento, el recorrido del carro ‘fantasma’ acabó con dos postes y la puerta de un local de cabinas telefónicas. “Vino de occidente a oriente y fue impactando a un vehículo pequeño que incluso le hizo enderezar su trayecto”, comentó.

Según Mantilla, es posible que hayan dejado el vehículo sin el freno de mano. “Pero eso es algo que se establecerá con las pericias”, explicó.

Yolanda Parra, madre de Mayra, solo agradecía a Dios porque su hija no murió aplastada por un camión. Se imaginó lo peor. “Rogaba a Dios que mi hija no estuviera ahí”, dijo la mujer entre lágrimas.

CAMION
Mayra (rosado) y su madre cuentan lo sucedido.Ángelo Chamba

También corrió a ver el incidente y cuando se encontró con Mayra la abrazó. “Dios es bueno y puso en el camino al señor que vio el camión sin frenos”, agregó.

La afectada explicó que apenas iba a descargar las verduras de la venta del día, por lo que la pérdida no fue mucha: las latas con las que construyó su caseta. Madre e hija trabajan como comerciantes desde hace 27 años. 

RELACIONADAS
Daños en  espacio público
​Los dueños del camión llegaron al sitio. Una mujer lloraba cuando le explicaban todo lo que tendría que pagar, pues el choque afectó dos postes de energía eléctrica, una bicicleta, la caseta de verduras y la entrada de un local comercial.
El subteniente de Bomberos, Cristian Chicaiza, explicó que no hubo heridos, ni en el camión, ni en el negocio. Pero que se tuvo que cortar temporalmente el servicio de energía eléctrica en el sector hasta evaluar la magnitud del daño.
TE RECOMENDAMOS