Exclusivo
Actualidad

En Quito, una chica salió de su casa, pero no regresa

María Alexandra Domínguez está angustiada porque su hija lleva una semana desaparecida. La mujer vive en La Roldós, el noroccidente de Quito. Llegó hace tres meses de Shushufindi (Sucumbíos) e intentó realizar una nueva vida junto a su esposo y sus hij

Imagen desaparecida
La única pista que tienen es que fuera de la institución educativa estaba un sujeto.Cortesía

María Alexandra Domínguez está angustiada porque su hija lleva una semana desaparecida. La mujer vive en La Roldós, el noroccidente de Quito. Llegó hace tres meses de Shushufindi (Sucumbíos) e intentó realizar una nueva vida junto a su esposo y sus hijos.

Entre sus seres queridos se encuentra Raquel Velásquez, quien salió a su colegio, ubicado en Cotocollao, también en el norte. “Se levantó a las cuatro de la mañana del lunes pasado (10 de octubre). Salió como siempre, rumbo a su colegio, pero jamás había entrado”, comentó la angustiada progenitora.

La única pista que tienen es que fuera de la institución educativa estaba un sujeto. Tenía puesto un jean y una gorra, por lo que los amigos de Raquel no lograron ver su rostro. Aparentemente la muchacha habría ido con él, pero el destino es incierto.

La familia considera que el caso se trata de un supuesto secuestro. Aunque no saben cómo demostrarlo porque la muchacha llamó el pasado jueves. “Estoy bien mami”, fue lo único que dijo a su progenitora la chica.

La denuncia ya la pusieron en la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida (Dinased). El único contacto que tuvo Velásquez, el día de su desaparición fue con su exnovio que vive en Shushufindi.