Exclusivo
Actualidad

En Guayaquil, un hombre se suicidó en martes 13

Personal de la Dirección de Delitos contra la Vida y Muertes Violentas y policías forenses acordonaron el área.

Imagen suicidio
Personal de la Dirección de Delitos contra la Vida y Muertes Violentas y policías forenses acordonaron el área.Referencial

Saber que su hija llevaba ya varios meses en estado de coma habría llevado a Miguel Ángel Izquieta, de 68 años, a dispararse en la cara. El hecho ocurrió en la puerta de su residencia, en la ciudadela Kennedy norte, en Guayaquil.

La pariente lleva varios meses hospitalizada en Estados Unidos y esa situación calamitosa le provocó un estado depresivo desde hace varios días al progenitor, quien la mañana de este martes 13 de diciembre habría escrito una carta en la cual pide no culpar a nadie. Después de firmar la hoja con el texto, el suicida habría tomado una pistola con municiones de nueve milímetros, se apuntó en el pómulo izquierdo y se disparó.

La bala salió por el lado derecho y el cuerpo sangrante cayó sobre el papel en el cual alertaba de su estado depresivo. El cadáver quedó en la entrada del multifamiliar. Pero una media hora antes de la decisión fatal llamó a una hermana comunicándolo que se sentía enfermo. De hecho, este 12 de diciembre fue a una revisión médica. La hermana acudió al departamento para verlo y se encontró con la gran mancha de sangre en la puerta del piso.

Personal de la Dirección de Delitos contra la Vida y Muertes Violentas y policías forenses acordonaron el área. Después de la revisión del escenario y el fiscal Neil Dueñas Porras constatara las evidencias, retiraron el cuerpo.