Exclusivo
Judicial

¡Muerta en un manglar!

Cadáver de niña reportada como desaparecida fue hallado en el sur de Guayaquil

Su alegre y cariñosa niña no volverá, pues la esperanza que tenía por verla correr nuevamente frente a su casa, junto a sus amigos, se esfumó cuando le informaron del hallazgo de su cadáver, en un manglar del río Guayas, en el sector Punta Arrecha, del sur de Guayaquil.

La pequeña, de 10 años, estaba en medio del fango de un angosto brazo de mar que se conecta con el afluente. Fue localizada por algunos canoeros, el pasado miércoles.

La señora había padecido once días sin noticias de su niña, la cuarta de seis hijos. La última vez que alguien la vio fue a las 15:00 del pasado 30 de mayo, supuestamente junto al padrastro, con quien la fémina habría tenido algunos incidentes.

Eso fue lo que ella narró a los investigadores cuando reportó la desaparición. Sin embargo, ayer -a través de una llamada telefónica- prefirió no referirse a esos detalles.

La madre aclaró que supuestamente ella y su hija no habían recibido amenazas y que la menor de edad pensaba solo en jugar, porque ni siquiera redes sociales tenía. Ayer, por la mañana, la señora realizaba trámites para retirar su cuerpo, comentó. Por eso dijo que no podía referirse más al suceso.

Putrefacción

Dennis Cárdenas, jefe operativo de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida (Dinased), en el Puerto Principal, dijo que no podía dar detalles del hecho porque aún se encontraba en investigación previa.

Solo confirmó la fecha de desaparición de la menor y que la encontraron en un manglar, en estado de putrefacción.

Lo habían agarrado

Los lugareños estaban desconcertados por la noticia. Se agolparon para observar las pericias.
Los lugareños estaban desconcertados por la noticia. Se agolparon para observar las pericias.CORTESÍA

Un vecino de la víctima contó que tras la desaparición, cuando aún no se sabía de la muerte de la niña, los lugareños se dividieron para localizar al padrastro. Y lo encontraron, pero tuvieron que soltarlo porque no tenían algún elemento que permitiera vincularlo con un posible secuestro.

Según el morador, el sujeto es un consumidor de drogas y, supuestamente, por ese motivo, habría empeñado a la pequeña a unos tipos.

Sin indicios

El comandante del distrito policial Sur, coronel Patricio Almendáriz, explicó que en el lugar del hallazgo no se pudieron recabar muchos elementos, porque es de difícil acceso.

Además, especificó que en un examen preliminar realizado por los peritos de Criminalística no se pudo establecer la causa de muerte, porque su cadáver estaba en una descomposición avanzada.

No obstante, señaló que la vestimenta que portaba era similar a la que tenía el día de su desaparición y que probablemente sería la misma.

RELACIONADAS

El oficial mencionó que el día del suceso la madre había salido a trabajar y que a sus seis hijos los había encargado al padrastro. Es por eso que sería considerado sospechoso.

Además, al preguntar al oficial acerca de lo comentado por la barriada, sobre un posible intercambio de la menor, dijo que no tenían indicios aún y que se había hecho un petitorio a un juez para detenerlo, pero no había pruebas suficientes para vincularlo con el hecho.

Pero “esa hipótesis no se descarta. Otra suposición es que ella y otros niños estuvieron jugando en las ramas y tal vez se cayó o por accidente se ahogó. Eso es algo que se está investigando y al final se conocerá el móvil de su desaparición”, acotó el jefe policial.

El coronel Almendáriz señaló que, de acuerdo a sus indagaciones, conocen el paradero del padrastro, quien estaría en una provincia del sur del país.

TE RECOMENDAMOS