Exclusivo
Actualidad

En Quito: ¡Niño Jesús ‘bioseguro’!

María Luisa González se contagió de COVID-19 y para agradecer que el Santo la salvó, confeccionó trajes para la figura... ¡con mascarilla!

Imagen 19 - DANIELA MOINA - IMAGENES CON TA (29953210)
María Luisa dice que la confección temática de los trajes también es revelación divina.Angelo chamba

María Luisa González viste las figuras del Niño Jesús con el mismo amor de una madre a su bebé. Cuida detalles de las prendas, los acomoda y a ratos llora.

Desde hace diez años, en su negocio ubicado en la calle Rocafuerte, Centro Histórico de Quito, crea líneas de ropa para estas imágenes religiosas.

Desde febrero hasta diciembre empieza a coser. Aunque este año fue diferente, la pandemia por la COVID- 19 paró sus actividades y también la puso entre la vida y la muerte. “Me contagié”, cuenta.

Fue en agosto. Sintió fatiga, falta de oxígeno, dolor de cuerpo, le ardían los pulmones, como si una llamarada le cruzara la espalda. Se encomendó al Niño Jesús, de quien es devota. Rezó y siguió todas las indicaciones de un médico que la atendió en su casa. El proceso duró por lo menos un mes y medio.

Entonces pensó en el nuevo outfit del santo: un conjunto celeste, mandil y zapatos blancos y el tapabocas. La representación del doctor que la atendió. “Un homenaje”. Lo llamó el Niño de la Salud.

“Si no fuera por Él yo no estaría aquí en mi negocio”, expresa. Además hizo variaciones que ‘volaron’ de las vitrinas como los trajes de enfermeros, cirujanos, veterinarios para el Niño. 

“Todas estas profesiones nos mantuvieron vivos y a nuestros amigos”, explica.

Las temáticas

Pero esto no fue cosa de este año y la pandemia. Las colecciones son pensadas de acuerdo a las necesidades y profesiones de los clientes. Aunque, según la autora, también son inspiración divina.

“El Niño se me aparece en sueños con la vestimenta que quiere que le haga”María Luisa González

En las estanterías también lucen los trajes del Niño Graduado, el Príncipe del Vino, El Buen Pastor, entre otros. Pero el Niño Casual, que viste al estilo clásico, le hace llorar.

El lomo de cerdo con salsa de higos es una buena opción para esta Navidad.

¡3 recetas ricas y baratas para olvidarse del pavo navideño!

Leer más

“Ese lo hice en honor a mi papá. Él falleció este año repentinamente”, cuenta. Aunque no fue por el virus, la partida y sin poder despedirse le afectó.

Los trajes de los graduados representan a los jóvenes que precisamente culminaron sus estudios y que no pudieron celebrar sino a través de sesiones virtuales.

Devoción

Cristian Serrano elige uno de estos trajes del Niño de la Salud para llevárselo. Él y su familia son priostes y han recorrido toda la calle Rocafuerte –en donde se ofrece esta clase de productos– para hallar la vestimenta de todos los profesionales de la salud para la imagen del Santo.

“A nivel del mundo fueron las únicas personas que se convirtieron en ángeles”, dice.

Esta, además, es una forma de direccionar las peticiones al Niño –al que le atribuyen innumerables milagros– para que la pandemia pase pronto y no se lleve a más gente.

“Le pasaremos misa y ahí también le pediremos que nos dé salud, que ya se acabe este año de sufrimientos”, agrega.

Para esta familia, la tradición del priostazgo va desde hace varias décadas y siempre han buscado vestir a la imagen religiosa de acuerdo a las circunstancias del país. “Los Niños pasan por algunas generaciones, son herencias familiares que nos gusta seguir”, concluye el devoto.

Imagen 19 - DANIELA MOINA - IMAGENES CON TA (29953211)
Cada temática busca representar a algún segmento de la población. Se crean 24 trajes por colección.Angelo chamba
Representación

​En otros locales de la calle Rocafuerte también existe esta variación de la vestimenta de la imagen religiosa. Allí se incluyeron los visores de plástico que las personas usan para evitar el contagio.
Jenny Hidalgo muestra que este accesorio va bien con cualquier outfit. “Siempre tratamos de representar la realidad que vivimos. Las circunstancias este año fueron claras”, dice.
En todos estos negocios se cuidan los detalles y son los clientes quienes eligen cómo quieren vestir a sus imágenes para la Navidad.
RELACIONADAS