Exclusivo
Actualidad

Papá de chica suicida no quiere quedarse solo en casa

Consternación en San Camilo por muerte de estudiante que habría sido inducida a un suicido mediante redes sociales

suicida Quevedo
La casa donde se suicidó la quinceañera, en Quevedo, permanece varía durante el día.Daniel Vite

El padre de la quinceañera que se suicidó el pasado viernes 28 de agosto de 2020 prefiere no estar mucho tiempo en su domicilio, ubicado en la parroquia San Camilo, de Quevedo.

RELACIONADAS
El señor, que es un vendedor de lotería, asegura que desde muy temprano en la mañana sale de la casa y solamente retorna en las noches a dormir.

Un allegado del padre de la menor de edad aseguró que en ocasiones él regresaba a la casa al mediodía para llevarle el almuerzo, “pero con lo que le sucedió no quiere quedarse solo en casa”, dijo el hombre.

La adolescente, a la que llamaremos Ximena, habría sido inducida por un grupo satánico para autoeliminarse, según sus familiares.

En la casa donde ocurrieron los hechos existe un silencio sepulcral, a pesar de estar en una parte céntrica de esta parroquia.

En el celular de la joven se ha encontrado a decenas de personas que son parte del grupo. En su mayoría, no tienen fotos de perfil y al parecer se escudan en imágenes descargadas que sirven para no ser identificados.

Grupos Peligrosos

Juan, nombre protegido, es un joven que está dentro de varios grupos que aparecen en el Facebook. La curiosidad lo llevó a ingresar y además ‘socializar’ con amigos y amigas que únicamente conoce a través de las redes sociales.

Luego de mantener diálogos empiezan a plantearse retos, que a simple vista solo son cosas sencillas, como escribir adivinanzas, pero luego pasan a querer enviarse fotos, las mismas que pueden incluir desnudos.

Las ganas de ver y descubrir otras cosas son como una adicción, y una vez adentro es casi imposible salir, y uno solo quiere cumplir y que le cumplan. Por ejemplo, que una ‘pelada’ te mande unas fotos es para uno algo cheverísimo”, explicó el joven, quien luego de la noticia de la quinceañera prometió salirse de esos grupos.

Según comentó una docente sobre la adolescente, era una estudiante tranquila y nunca le dio problemas.

Añadió que con las clases virtuales, se ha restado mucho el apego emocional que tienen los maestros con los estudiantes.

“Ahora con la educación virtual ni siquiera los conocemos a todos, muchos utilizan recargas y en ocasiones ni los vemos”, recalcó.

TE RECOMENDAMOS