Exclusivo
Actualidad

Taxista fue a una fiesta y terminó en muerte cerebral

Recibió un tiro en la cabeza. Se presume que quisieron asaltarlo en una sede de Quevedo   

herido
El herido se encuentra asilado en el hospital de Quevedo.Daniel Vite

La alegría de los socios de la compañía de taxis Jeep, en la ciudad de Quevedo, terminó en tragedia. Ellos decidieron celebrar entre colegas los 11 años de creación como taxistas ejecutivos sin imaginarse que la desgracia los rondaba.

Cerca de las 02:00 del jueves 17 de diciembre, se quedaron ocho personas en la sede de la compañía, en la avenida Jaime Roldós Aguilera de la ciudad de Quevedo. Ellos habrían estado disfrutando con sus esposas y tomándose unos tragos cuando de repente dos desconocidos que llegaron en motocicleta dispararon a Carlos Iván Rosado Vera, de 48 años, quien fue llevado grave al hospital del cantón.

Su primo Richard West explicó que una de las hipótesis del atentado sería el robo, ya que uno de los antisociales le revisó el bolsillo y le habría gritado, “quieto, nadie se mueva”, fue en ese momento que el afectado se dio la vuelta para ver al agresor y este accionó el gatillo y le disparó en la cabeza.

El doctor Álex Cando, jefe del servicio de Emergencia, indicó que el paciente presenta un orifico en el cráneo por lo que se encontraba en una situación crítica y que no tenía ninguna clase de reflejos. (DV)

TE RECOMENDAMOS