Exclusivo
Psicología

Barriga llena, decisiones más acertadas

Estudios científicos y expertos manifiestan que no es conveniente tomar resoluciones si tienes hambre, porque podrías arrepentirte luego 

hombre pensando
Las decisiones pueden estar vinculadas con nuestra habilidad para administrar y regular las gratificaciones.Pixabay

¿Quieres conversar con tu pareja sobre el futuro de la relación? ¿Te quieres cambiar de trabajo? ¿Quieres comprar algo en un centro comercial?... La primera pregunta que deberías hacerte es:  ¿Tengo hambre? y luego de responderte toma las decisiones.

Un estudio revela que no es adecuado tomar determinaciones de cualquier índole (grandes o pequeñas) mientras tienes el estómago vacío. Un equipo de psicólogos de la Universidad de Dundee (Reino Unido) elaboraron una investigación en el cual se evaluó a varios participantes: unos estaban hambrientos y otros satisfechos. El resultado arrojó que las personas que tenían hambre se inclinaban por recompensas pequeñas y rápidas, en lugar de esperar por las más grandes.

Se realizaron preguntas en dos ocasiones. En la primera parte se les dijo a las personas que comieran bastante dos horas antes del test. Y en la continuación de esa prueba se les pidió que no consumieran nada por lo menos en 10 horas.

Una gran diferencia

Se comprobó que alguien lleno estomacalmente hablando puede aguantar hasta 35 días con tal de recibir el doble de una recompensa, mientras que alguien que esté muerto de hambre puede esperar tres días, así lo reveló la web especializada Rincón de la psicología.

"Descubrimos que existía una gran relación entre el hambre y la toma de decisiones. Las preferencias de los participantes cambiaron de forma dramática en lo que a cantidad de la recompensa y plazo hasta obtenerla", dijo el doctor Benjamin Vincent, líder de la investigación, al portal Alimente.

La psicóloga clínica, Carolina Mosquera, está de acuerdo con esta teoría, y explica que cuando una persona permanece con el estómago vacío, el cerebro segrega la hormona llamada grelina, que nos hace tomar decisiones impulsivas, basadas en las emociones y estas no son las mejores consejeras. “Cuando comemos estas hormonas bajan, el estómago se ‘calma’ y se piensa mejor”, dice la experta en salud mental.

Otro estudio

Expertos en psicología de la Universidad de Aarhus (Dinamarca) comprobaron que la gente que está con hambruna toma decisiones hedónicas, lo que significa es que se le da prioridad al placer por sobre la razón. 

¿Quieres saber cómo tomar mejores decisiones? El siguiente video te servirá de gran ayuda y te mostrará 6 pasos prácticos elaborados por la escritora y conferencista internacional, Mariana Ferrari.

TE RECOMENDAMOS