Exclusivo
Buena Vida

Cinco pasos para que tu bebé se duerma fácilmente

Conozca aquí los métodos de preparación al sueño más eficaces, para ayudar a tu hijo (a) a conciliar el sueño

bebé dormido
Ayúdalos a relajarlos para que también descanses.pixabay

Algunos bebés se duermen muy fácilmente, pero a otros les cuesta conciliar el sueño y necesitan ayuda. Esto no es nada extraño, pues le ocurre a la mayoría de los pequeños porque tienen lo que se conoce com el "sueño cambiado". 

Madre, debes recordar que durante el embarazo, el bebé dormía en el día, ya que tus movimientos simulaban una hamaca para él, y se despertaba cuando te acostabas, porque en esa posición horizontal que adoptabas al acostarte, él tenía más espacio para moverse y hacer de las suyas.

 Y bueno, la tarea no es fácil, pero existen pequeños rituales que harán que tu niño o niña se duerma más rápido. La pediatra Aurora Grijalva, con más de 25 años de experiencia, explica en cinco sencillos pasos, los métodos de preparación al sueño más eficaces para ayudar a tu bebé a conciliar el sueño. Cumple el paso a paso para tener excelentes resultados ¡Buenas noches! 

  1. EL BAÑO. Termina su día con un baño con agua tibia, esto relajará mucho a tu bebé. Antes de meterle en su bañera, pon el agua y comprueba con un termómetro que no esté a más 37 grados, para evitar quemarlo. Una vez dentro del agua, deja que tu pequeño juegue a su antojo para que descargue las energías que aún le quedan. Si el niño es muy inquieto puedes echar dos o tres hojas de lechuga. Este vegetal actúa como un relajante muscular natural muy efectivo y carece de efectos secundarios.
  2.   EL MASAJE. Pasados cinco minutos, sácalo del agua y sécalo con una toalla esponjosa. Frota tus manos con unas gotas de aceite y acaricia su espalda con suaves movimientos desde el cuello hasta los pies. A continuación, ponlo boca arriba y masajea su carita con los pulgares. 
  3.  A DORMIR. Luego de sacarle los gases. Déjalo en la cuna suavemente sin hacer movimientos bruscos. 
  4.  LA CENA. La última comida debe realizarse en un ambiente tranquilo. En ese momento debes hablarle suave, es un instante para disfrutar los dos. 
  5.  LA PIJAMA. No es bueno que tu pequeño pase calor por la noche. Primero, porque es uno de los factores que incrementan el riesgo de muerte súbita del lactante. Y segundo, porque si suda tendrá un sueño más agitado y acabará despertándose. Por eso es mejor que le pongas una pijama fresca de algodón que le permita la transpiración corporal.
RELACIONADAS
TE RECOMENDAMOS