Exclusivo
Familia

Colabora en ‘caleta’ si estás ‘peloteado’

La relación se fragmenta cuando ella pierde la admiración por él, asomando el irrespeto y maltrato, en todas sus esferas. Es probable la tolerancia en aquellos que van por ‘segunda vuelta’

Hombre trabajando en casa
Dé una manito en casa si está desempleado, así aligera la carga de su pareja.Shutterstock

Para algunos padres de familia la campaña ‘Quédate en casa’ se volvió una realidad y se prolongó por los despidos laborales a causa del coronavirus. Mamá es ahora quien sostiene el hogar con su empleo. 

¿Es esto motivo de conflicto? Lo es cuando ella está sobrecargada, es decir, consigue el ‘billete’ y se encarga de los quehaceres domésticos y tareas de los hijos, manifiesta David Sucre, psicólogo clínico, quien recomienda hablar del tema, porque de no hacerlo surgen reproches y diferencias que afectan a la familia en general.

Para la psicóloga organizacional y coach, Karolina Pazmiño, esto se da cuando la mujer deja de admirar al hombre y aparecen las contiendas.

Las parejas que se casaron o unieron por segunda vez, que lo hicieron a partir de los 30 años, son más pacientes en estas situaciones, debido a la madurez personal y pueden sobrellevarlo, precisa la especialista.

RELACIONADAS

Ellos pasan un duelo

Un desempleado puede perder su valía como hombre, porque ya no está en su condición de proveedor. “Quedarse sin trabajo es una de las cosas más graves que le pueden generar depresión y dolor. Para él es como un duelo”, explica Pazmiño, quien indica que ellos no conectan mucho con sus emociones.

Por lo general no son de los que confiesan que se siente mal o requieren apoyo. Su forma de expresar su estrés o frustración es mediante la agresión; a través de gestos, humor irritable, conversaciones con sarcasmo, comportamiento tosco y más. “No necesariamente va a ver un golpe, no siempre es un insulto, puede haber una mala actitud”, dice la experta.

Sucre menciona que los cuadros de ansiedad y depresión pueden herir su autoconcepto y su rol en la familia. “Si las conductas son persistentes pueden enfermarlo y necesitará de asistencia en su salud mental”, puntualiza.

EXTRATIPS

    • Ella debe evaluar los sentimientos y emociones que le causa esta situación. Identificar cómo se siente:enojada, explotada, decepcionada, etcétera, que indague en su interior, para luego hablar con su pareja y decirle que le gustaría recibir ayuda de su parte. A lo mejor no puede ser económicamente, pero sí encargándose de los niños (escuela, alimentación) y las tareas de la casa
    • Que su comunicación con el otro no sea desde la crítica o el juicio. No hable mal de él y mucho menos en frente de sus hijos, pues ellos pueden repetir sus modelos, ya que ustedes son sus referentes a seguir. Pueden convertirse en el ‘papá inútil’ o en la ‘mamá supertrabajadora’. No use expresiones de irrespeto ni lo indisponga de la persona que él ama, su padre.
    • El mayor apoyo que puede darle a su pareja es estar presente. Puede emplear frases como ‘estoy para ayudarte en lo que quieres emprender’, ‘te apoyo en tus decisiones’. No le diga ‘haz esto’, porque allí lo está obligando, condicionando, mandando y a nadie le gusta eso.
    • Si él no encuentra un trabajo formal, que emprenda con sus habilidades y talentos. Si sabe cocinar que venda comida, si sabe algún idioma que dé clases, así obtendrá algún tipo de ingreso.
  • Recuerde que lo que están pasando es temporal, no será toda la vida. Por una situación eventual no puede tomar decisiones determinantes como una separación o un divorcio.
  • Procuren no endeudarse y creen un plan de ahorro. Así podrán reestructurar el proyecto económico familiar. De igual manera redistribuyan las labores de cada uno, de manera equitativa. 
"Es cierto que la desmotivación no es un golpe, pero uno no puede vivir con alguien que todo el tiempo le dice que es un inútil, es insano”.
Karolina Pazmiño, psicóloga organizacional y coach
"La desigualdad económica puede presentarse en cualquier etapa de la construcción de una pareja o de una familia”.David Sucre Villalobos, psicólogo clínico
TE RECOMENDAMOS