Exclusivo
Turismo

Conoce Oña, la cuna de las lagunas y cascadas

Es una de las elevaciones coloniales más antiguas del Azuay. Cuenta con una variedad de climas y paisajes alucinantes

cascadas
Hermosos paisajes naturales son captados por las cámaras de los turistas y sus retinas. 'Oña' significa, al pie de la colinaCortesía

Sus calles empedradas al pie de las viviendas de adobe son la carta de presentación del cantón San Felipe de Oña, formado por dos parroquias, Susudel y San Felipe.

Es un tesoro escondido que guarda su identidad de 480 años de historia y está situado a 102 kilómetros al sur de Cuenca. Su población es de 3.583 habitantes, la mayoría dedicada a la agricultura.

El suelo irregular de sus alrededores lo convierte en una maravilla natural para recorridos a pie y turismo de aventura.

RELACIONADAS

Sus pisos climáticos (variación del clima según su altitud) van desde el páramo, bosques primarios y secundarios en las partes altas, hasta pequeños valles calientes en las zonas bajas junto a los ríos San Felipe, León y Rodeo, que han formado cascadas y 75 lagunas naturales.

Cóndor
El avistamiento de aves es otra actividad a realizar.Cortesía

Los recorridos

Para llegar a las lagunas del área Protegida Comunitaria del Ecuador se recorre en auto desde el centro cantonal por la vía principal Cuenca-Cumbe-Loja, unos 3 kilómetros con dirección a la comunidad de Morasloma.

Luego hay que tomar el acceso a Zhidil hasta llegar al complejo lagunar de Oña. Ahí puede hacer pesca deportiva, camping, paseos a pie y ciclismo, indica David Ochoa, responsable del área turística del cantón, quien sostiene que las lagunas se ubican a cortas distancias. De 15 a 30 minutos le toma llegar de una a otra.

laguna
La temperatura promedio del sitio es de 15 grados centígrados.Cortesía

A las cascadas se avanza por la misma ruta, pero debe arribar primero a Morasloma, 2 kilómetros más abajo del ingreso a las lagunas. De ahí debe ir hasta el caserío Gunucápac para recorrer otros 5 kilómetros hasta llegar al final de la vía donde está habilitado un parqueadero. Si sigue un camino incaico, a 15 minutos podrá admirar la primera cascada denominada del Rodeo. A la derecha hay otro sendero que lleva hacia la cascada de Conventillo, ideal para camping, caminatas, cabalgatas y baños naturales con el agua de las cascadas.

RELACIONADAS

En los alrededores de las cascadas y lagunas se halla la Loma de Putuchio, donde se realizan deportes extremos, de aire y tierra (parapente, paracaidismo, ciclismo de montaña y rally en motos). En el recorrido se puede apreciar la construcción nativa de muros y empedrados, que sería un cementerio incásico que data de unos 3.000 años a C.

La bella de París
Actualmente ‘La bella de París’ es el centro cultural.Cortesía

'La bella de París'

Su arquitectura es ancestral y guarda el recuerdo histórico de haber sido el centro comercial del Incario.

Esta vieja casona, llamada la ‘La bella de París’, sirvió de descanso para los incas, y en épocas cercanas a la actual fue el albergue para los caminantes de la ruta Cuenca-Loja, punto medio entre las dos urbes.

Es una estructura que tiene entre 150 y 200 años, cuenta con dos pisos, cuartos espaciosos y un patio lo suficientemente grande para albergar a cuanto turista llegue.

El nombre de la ‘La bella de París’ lo dio un grupo de pintores que llegaron desde Cuenca para pintar la casa, señala Ochoa.

TE RECOMENDAMOS