Exclusivo
Buena Vida

¡Corrige al niño violento antes de que sea demasiado tarde!

¿Has escuchado hablar del síndrome del emperador o el niño tirano? Aquí te lo contamos

Niño enojado
Debes corregirlo con palabras simples.archivo

El síndrome del emperador o del niño tirano es el nombre que se da a la serie de comportamientos y actitudes que toman los pequeños, dirigidos a dominar psicológicamente a sus padres o a las personas que están a cargo de su cuidado. Esas acciones podrían traer problemas familiares y si no se detectan y corrigen a tiempo, podrían derivar en  adolescentes que podrían utilizar, como observamos últimamente con demasiada frecuencia, la fuerza física para controlar o dominar a sus padres e incluso a profesores o a sus parejas sentimentales. 

  • Conoce cuáles son las características
- Con frecuencia se muestra triste o enojado. 
- La frase que más le gusta es: "¡Es mío!"
- No soporta la frustración: no sabe admitir un "no" por respuesta. 
- No reconoce las figuras de autoridad.

¿Cómo actuar ante una rabieta? 

Si el niño se encuentra muy frustrado y la rabieta ya se ha producido no intentes hacerlo razonar en ese momento  ¿Tú eres razonable cuando estás muy enojada? Seguro que no. Así que mejor háblale con palabras simples, dile: "Estás muy enojado, cuando se te pase hablamos".  Intenta distraerlo con algún juguete o con actividad que le guste mucho. No le contestes gritando.

Ponle límites

RELACIONADAS

Es básico establecer normas y límites, especialmente en los 3 primeros años de vida del menor con tendencia a desarrollar este problema, también llamado síndrome del niño rey. 

"La clave es la educación. Cada padre de familia debe ser consciente de que los hijos son una gran responsabilidad y en sus manos está su futuro. Por ello, es necesario dar un ejemplo de tranquilidad en todas nuestras acciones para que ellos nos imiten", aconseja Mileni Ramírez, pedagoga.

TE RECOMENDAMOS