Buena Vida

Deportes para quitarte la pena y el estrés que te dejó el encierro

Expertos en psicología y fisioterapia apuntan a que la gestión emocional se puede aliviar con ejercicios específicos

Algunos deportes ayudan a frenar ciertos problemas psicológicos.
Algunos deportes ayudan a frenar ciertos problemas psicológicos.Pixabay

Cada día es un desafío, más los que se viven en época de pandemia y confinamiento. Luego de perder un trabajo, permanecer tres meses en encierro e incluso ver morir a familiares sin poder despedirlos, las patologías y trastornos psicológicos se han acentuado en algunas personas. ¿Qué hacer? Practicar deportes, coinciden los expertos.

“Realizar actividades como correr, hacer yoga o entrenar en equipo, puede ayudar a tratar un tipo de problema psicológico o aliviar una situación de estrés”, explica Patricia Castillo, psicóloga clínica de la Universidad de Milagro y miembro de la fundación Esperanza de Vida.

Con ella coincide Luis Andrés Barbotó, licenciado en Educación Física. “Si la pandemia dejó problemas en el matrimonio y hubo discusiones de pareja, lo más recomendable es hacer bailoterapia, por ejemplo”, señala. ¿La razón? Estimula el contacto físico y ayuda a la coordinación de la pareja.

La tristeza, la ira y la frustración también se pueden aliviar con deporte. Para ello, el preparador físico recomienda el box. ¿Por qué? Esta práctica, dice, proporciona endorfinas; un refuerzo natural del estado de ánimo.

Bajo estas endorfinas, tu autoestima estará muy alta porque empezarás a creer en ti mismo. Las endorfinas son esencialmente un antidepresivo totalmente natural. Además, la flexibilidad y la fuerza adquirida del boxeo pueden ayudar a prevenir lesiones y reducir el dolor crónico.

Además, agrega que ya se está utilizando el boxeo en la terapia de enfermos con trastornos de ansiedad y depresión, así como en los tratamientos para reforzar la autoestima de los colectivos LGTBI.

Bajo ese contexto, Dayanara Cañola, fisioterapista, menciona a EXTRA que el yoga también es una buena opción para calmar la ansiedad. “Esta disciplina física y mental ayuda a controlar la respiración, conseguir consciencia sobre el cuerpo y canalizar las emociones de manera positiva”.

Existen trucos y claves para que tu cuerpo cambie en cuestión de días.

¿Es posible tener un cuerpo 'divino' en tan solo minutos?

Leer más

Según Cañola, el aspecto más importante del yoga se centra en la respiración. “Cuando te sientes cansado o una pose es particularmente difícil, centrarse en tomar respiraciones profundas y lentas hace la diferencia, te calma”, expone.

Otro problema psicológico, muy de la época, es el ataque de pánico, según Cañola. Para controlarlo recomienda hacer pilates, ya que ayuda a combatir el estrés. “El pilates te propone ejercicios que se adaptan a tu condición física, siempre vigilando la respiración y llegando a una concentración máxima para que puedas controlar tu cuerpo y mente. Esto hace que seas capaz de extrapolarlo a tu vida diaria y puedas controlar situaciones que te generan pánico”, sostiene.

El yoga te ayuda a relajar y liberarte de ataques de pánico.
El yoga te ayuda a relajar y liberarte de ataques de pánico.Pixabay

Las personas que hayan perdido a un ser querido en plena pandemia y estén atravesando una etapa de duelo, apunta Castillo, necesitan realizar una actividad que ayude a descargar emociones y actúe como anclaje para despertar.

“Deportes que requieran contacto, conciencia del cuerpo y expresión controlada de la energía, como el karate, pueden ser de ayuda en algunas situaciones difíciles”,Dayanara Cañola, fisioterapista

Barbotó agrega que en el karate se unifican: la fuerza, la rapidez, la respiración, el equilibrio, la tensión, y la relajación, que ayudarán a superar la muerte de un familiar.

El insomnio es otra ‘piedra en el zapato’ y esto se mejora corriendo. El sueño, explica Castillo, es una actividad sumamente compleja y precisa bajar los niveles de alerta. “Correr, ayuda”.

¿Y la autoestima? El deporte en general, ayuda a ponerle freno a los problemas de autoestima, pues favorece la producción de neurotransmisores relacionados con el placer. “Además ayuda al fortalecimiento de los grupos musculares asociados al tren inferior: los músculos de las piernas y los glúteos se tonifican ligeramente, adquiriendo un aspecto saludable y en forma”, describe Cañola, quien además dice, que otros grupos musculares secundarios, como el abdomen y las lumbares también se involucran en el ejercicio y mejoran la postura corporal de quien lo practica.

“Como consecuencia, los dolores de espalda se reducen y se alivia la tensión en esta parte tan problemática del cuerpo”, resume.

Si se le dificulta hacer amigos, también hay un deporte como remedio. Según la psicóloga Castillo, los problemas para interactuar con otras personas tienen que ver con la falta de destrezas comunicativas y problemas de autoestima, para ello recomienda el entrenamiento grupal. “El fútbol, básquet o futbolín te ayudan a compartir con anécdotas con más gente, evitando a que pases solo y así te incluyes a un grupo”.

“En el tratamiento de enfermedades, el deporte permite equilibrar las sustancias cuyo desajuste ha generado la enfermedad, actuando de forma similar a un fármaco, pero este es natural. ¡Hagan deporte!”, concluye Cañola.