Exclusivo
Buena Vida

¿Embarazada y al volante? ¡solo toma precauciones!

Esperar un bebé no impide conducir autos a la futura mamá, según los especialistas

embarazada bn
Debes tomar las medidas necesarias.PIXABAY

No tienes por qué evitar conducir tu auto si estás embarazada. Lo que debes es cumplir ciertas recomendaciones para hacer de esta una actividad más segura tanto para la futura madre como para el  hijo. 

Según la ginecóloga Mariela Andrade, las medidas de seguridad para la mujer en estado de gestación se multiplican. Mientras que otros especialistas recomiendan que dejes de conducir después del segundo trimestre de gestación. Sin embargo, si se toman las medidas necesarias puede hacerlo hasta el término del embarazo. Pero es necesario resaltar que durante el primer trimestre es cuando existen muchos riesgos. 

Según las estadísticas, 1 de cada 50 mujeres embarazadas está relacionada con un accidente automovilístico en algún momento de su estado de gravidez. Estas probabilidades aumentan a partir del segundo trimestre de gestación (desde la semana 13) por los cambios fisiológicos propios del embarazo, como fatiga, náuseas, alteraciones en el patrón del sueño, modificaciones en la presión arterial y alteraciones en la visión.

Estos cambios fisiológicos son condiciones que pueden llegar a disminuir la capacidad de conducción y hacer que la gestante sea más propensa a este tipo de siniestros. De tal manera no se restringe el manejo a una embarazada, pero se enfatiza mucho en evitar el exceso de velocidad, respetar las señales de tránsito, y usar siempre el cinturón de seguridad. Este debe ir entre los senos y a la altura de la pelvis, nunca sobre el abdomen; y tener en cuenta otros aspectos como utilizar un cojín, que el volante no roce con el abdomen, y sentarse lo más derecha posible. 

Recordemos que un accidente de tránsito por más leve que sea puede provocar daños irreparables en el binomio madre-hijo. 

Los posibles peligros 
Existen situaciones del embarazo que generan malestares que pueden disminuir la capacidad de reacción al volante. Por ello no es aconsejable conducir en estos casos: Si tienes problemas como náuseas, piernas hinchadas o bajadas de azúcar en sangre que pueden limitar la capacidad de conducción. Los profesionales en Ecuador recomiendan conducir hasta la semana 30. En el caso de que sea absolutamente necesario conducir, trayectos cortos y en compañía de más gente.

RELACIONADAS
TE RECOMENDAMOS