Exclusivo
Buena Vida

Tu familia es lo más importante ¡sé empático con ella!

Tus hijos y tu pareja también enfrentan sus propios conflictos. Tómate el tiempo para preguntarles cómo están y escúchalos

Familia
La clave del éxito entre los miembros de la familia es el diálogo.pixabay

La familia es lo más importante en la vida de una persona. Es la gente con la que pasas la mayor parte del tiempo y no tienes la oportunidad de elegirla. Ellos siempre estarán ahí y hay que sobrellevar las situaciones de la vida cotidiana.

Por tal motivo ese núcleo debería tener paz, comprensión y felicidad, pero no siempre es así. La psicóloga Susy Sarmiento explica que los problemas económicos; los conflictos sentimentales; y las diferencias de personalidades, de opiniones y de gustos, hacen que surjan problemas familiares. Sin embargo, todo en la vida tiene soluciones. Toma nota a las siguientes recomendaciones de esta profesional. 

REGLAS PARA UNA MEJOR CONVIVENCIA 

1. La principal: evita utilizar un lenguaje inadecuado. Controla tu enojo, que decir malas palabras o groserías no te lleva a nada bueno. Al contrario, vas a herir a una persona que amas. 

2. Acéptalo, nadie es perfecto. Cuando aceptas a la naturaleza humana, serás capaz de comprender, sin molestarte, los defectos de los demás. Debes ser más comprensivo. 

3. Muestra interés por tu familia. Tus hijos y tu pareja también enfrentan sus propios conflictos. Tómate el tiempo para preguntarles cómo están y escúchalos. 

4. No te cierres. Probablemente tú seas la causante o culpable de alguna discusión en la casa. Júntate con todos, acepta tu error y pide disculpas. No trates de culpar a los demás, pues no llegarás a nada bueno. 

5. No te descargues en los demás. En caso de que existan problemas económicos dentro de una familia, no es bueno estar todo el día con ese inconveniente en la cabeza.  Descargarte con algún miembro de tu familia solo puede generar conflictos que luego pueden ser difíciles de solucionar. Si tienes que hablar de temas complicados y serios como este, lo mejor es hacerlo calmado. 

6. Comunícate con los demás. En caso de que surja un problema dentro del hogar, no te quedes callado y esperes que el tiempo lo solucione, pues la herida estará ahí. Trata de sentarte con todos los miembros de tu familia a conversar y a buscar alguna solución a lo ocurrido. 

¿CÓMO RESOLVER UN CONFLICTO? 

- Inicia la conversación. No converses sobre el problema familiar si aún te sientes molesto o emotivo. 

- Aborda los problemas familiares en persona. La peor opción posible es tratar de abordar una discusión o un problema familiar mediante mensajes por celular. A través de la comunicación móvil, las personas dicen cosas que nunca le dirían a otra persona en su cara, la cual es otra razón para evitarla.

- Acepta la culpa de todos, incluida la tuya. El primer paso para abordar los problemas prolongados consiste en comprender que los familiares tienen defectos, pero aún así puedes amarlos.

- Reconoce tus propios defectos. Evita echar la culpa. Esto consiste en no emplear palabras prejuiciosas ni los apodos de tus familiares. Esto incluye evitar el uso de palabras acusatorias en un tono furioso. Si le echas la culpa a otras personas, esto hará que se pongan a la defensiva, lo que agravará la discusión. 

"Cada integrante de la familia es importante. Por eso, la opinión y el sentimiento de todos, vale. Los padres o jefes del hogar son los responsables de crear un ambiente de armonía y esto se logra con una comunicación afectiva. Por ejemplo, en lugar de decir ‘hazme caso’ cambiemos por el ‘debes hacer esto porque....’ y explicar el objetivo de la tarea encomendada". Susy Sarmiento, psicóloga, especializada en temas familiares.  Susy Sarmiento, psicóloga, especializada en temas familiares.
TE RECOMENDAMOS