La gastronomía ecuatoriana también hace 'match' en San Valentín

Exclusivo
Gastronomía

La gastronomía ecuatoriana también hace 'match' en San Valentín

Te mostramos algunos platos típicos que también son compatibles en el Día del Amor y la Amistad.

Hay que saber combinar los alimentos para que hagan match en San Valentín.
Hay que saber combinar los alimentos para que hagan match en San Valentín.Cortesía

Hoy es San Valentín. Y la gastronomía ecuatoriana puede hacer 'match' en este Día del Amor y la Amistad. Y para eso, el tío EXTRA te muestra unos platillos típicos de nuestra gastronomía que son compatibles con la fecha.

Sussy Corral, nutricionista guayaquileña, dice que todos las combinaciones de alimentos son permitidas, siempre que haya un balance. "Un secreto nutricionista es el 80/20. ¿Qué quiere decir? Que el 80 por ciento del tiempo tengo que comer balanceado frente a un 20% donde me puedo dar un gustito", explica.

Por ejemplo, un exceso es combinar arroz, menestra, pollo y papas. "Debe tener más ensalada, menos de arroz y menestra. No puedes llenar el plato con estos ingredientes que te pueden llevar al sobrepeso. Balancea bien lo que está sirviendo", empieza.

Sin más que decir, veamos las combinaciones 'pepa' que da la experta:

COSTA

En primer lugar, tenemos el típico bolón de queso o chicharrón, que por lo general se combina con café y huevo. Para la especialista, este está bien si es que eres deportista. Pero si no, lo recomendable es comer el bolón sin chicharrón con café, pero sin azúcar, o infusiones.

"Lo esencial es comerlo con una fruta o un huevito duro o una limonada. No frito ni con chicharrón porque son combinaciones muy calóricas", indica.

Asimismo, el tigrillo no necesita arroz porque de por sí ya es un alimento 'pepa'. Si se le agrega una porción de arroz, podrían elevarse los triglicéridos. "¿Quienes pueden comer así? Las personas hipertróficas que estén en competencias o en constante ejercicio", aconseja.

El encebollado de albacora es un plato insignia de los guayacos.

Ser fan del encebollado, una de cualidades del 'buen guayaco'

Leer más

¿Y el encebollado? Para Corral, es perfecto porque básicamente es caldo que 'pega' para un desayuno o almuerzo. Su mala fama, según la nutricionista, es por el extra que se le agrega. "El pancito, el maíz tostado, chifle, el canguil, patacón y el arroz no son tan recomendables porque ahí sí podría provocar sobrepeso", dice. 

Por otro lado, tenemos un primo del encebollado: el ceviche, que es un cóctel de proteínas. No tiene nada malo porque es proteína de alto valor biológico, dice Corral. Además, lo describe como un alimento 10/10. "Lo malo es cuando se mezcla con canguil, arroz, patacones. Y cuando pasa esto, es mejor tomar media porción de estos extras. Recomiendo un té o una infusión que te ayudará para la digestión", aclara.

Y para el bollo y las humitas, que son carbohidratos, lo ideal es buscar como complemento una bebida muy baja en calorías: café sin azúcar o endulzarlo con estevia o una fruta picada. También es 'pepa' meterle un caldo de vegetales o simplemente añadirle cebolla, un poquito de arroz, pero siempre con agua o infusión. "No cola ni cerveza, porque ya estás comiendo alimentos con alto nivel de carbohidratos", señala.

Corral enfatiza que estas comidas típicas fueron concebidas en un tiempo en que la gente era bien activa por el trabajo campo, que demandaba estar bien 'papeado'. Actualmente, dice, no nos movemos tanto y no podemos combinar este tipo de comidas.

RELACIONADAS

SIERRA

Si hablamos del locro de papa, es un error mezclarlo con arroz -que es como habitualmente se lo come-. La mejor recomendación, acorde a la entendida, es una infusión con estevia, té de canela o una porción de frutas.

"El locro se lo puede combinar con una porción de cuy, pero sin grasa para que sea un alimento compatible para este San Valentín", remarca.

El hornado combina bien con el mote pillo, porque mezlcan carbohidratos con proteínas y es lo ideal. "No hay que ponerle tanto cuero si es que tenemos problemas de colitis o gastritis. Ni con cerveza, vino, canelazo o colada. La pareja ideal es el agua aromática porque la digestión es un poco más lenta en la sierra", dice.

Sin embargo, el llapingacho, que tiene tortillas de papas, salsa de maní, vegetales, huevo frito y salchichas, es un plato bomba. Pero si quieres cuidarte y que este platillo haga 'match' con tu cuerpito, debes tener en cuenta esto: solo come media tortilla, un chorizo, un huevo y mucho vegetal. Una cucharada de salsa de maní es suficiente.

"Mejor es tomarla con una limonada o ponerle dos limones al agua mineral, que te dará la impresión de que fuera una cola, pero te va a dejar más tranquilo. Y así es como se puede balancear este rico alimento", sostiene.

"El tema de una persona saludable es cómo equilibra los alimentos en el día. Si te metes un bolón con arroz en el día, en la tarde puedes tomar una sopa Todo se trata de la porción que se consume", concluye,