Maíz dulce, el rey de la tarta

Exclusivo
Gastronomía

Maíz dulce, el rey de la tarta

Este ingrediente ayuda a generar balance en los platillos. Funciona muy bien en cremas, ensaladas, pasteles y hasta en pizzas 

Foto de Sistema Granas (7061310)
El maíz dulce es muy versatil en la gastronomía.Referencial

Aunque el maíz dulce contiene gran cantidad de azúcar es un ingrediente muy versátil a la hora de integrarlo en todo tipo de platillos.

Ensaladas, cremas, tartas, empanadas y hasta pasteles ‘brillan’ con este maíz que surgió como una mutación del original. Se lo puede encontrar en lata, en mazorca y hasta congelado.

Para el chef Daniel Santana, la tarta de maíz dulce es la estrella de las recetas.

Su elaboración es bastante sencilla y es un plato ideal para la hora del té de la tarde, explica.

“Se necesitan tres cucharadas de leche, tres de queso parmesano rallado, una taza de crema de leche, una taza de maíz dulce, sal y pimienta al gusto”, dice. Todos los ingredientes se incorporan en la licuadora y la mezcla se lleva al horno por unos veinte minutos.

RELACIONADAS

La ensalada primavera también es una buena alternativa para disfrutar de este alimento.

Lleva lechuga, pimiento rojo, aguacate, el choclito, un poco de limón y culantro, aunque el experto en gastronomía prefiere ponerle hierbabuena. “Le da un toque muy refrescante al plato”, menciona.

Otros usos

Este ingrediente, además de balancear sabores y complementar las recetas, es rico en vitaminas y fibra.

La pizza, los tacos y el ceviche forman parte de la tendencia actual. Incluso existen empanadas y bocaditos con este maíz.

La mazorca hecha a la parrilla es un buen acompañante para carnes.

En los postres va muy bien

Este ingrediente también funciona en la repostería. Santana detalla que se puede hacer una especie de rebosado. Para esto se mezcla un poco de harina, maíz y crema de leche. Se puede hornear o freír. Luego se sirve con un culis (jalea) de mora o fresa.

TIPS

- Aunque existe maíz dulce en varias presentaciones, el chef recomienda el enlatado porque es fácil integrarlo a cualquier receta.

- Asegúrese de que el contenedor metálico no esté estropeado.

- Si no ocupa todo el producto póngalo en un recipiente de vidrio. Una vez abierto, consúmalo en el menor tiempo posible.

- El maíz enlatado que no se ha usado no se puede congelar porque se altera su cadena de conservación. La mejor opción es desecharlo.