Si tus hijos tienen conductas conflictivas, dales amor, comprensión y paciencia

Exclusivo
Familia

Si tus hijos tienen conductas conflictivas, dales amor, comprensión y paciencia

No seas impaciente ni te desesperes si ves que tu niño (a) es conflictivo en el aula. Préstale atención y trata de entenderlo, porque su comportamiento te quiere manifestar algo.

niño con conducta complicada
Los niños con comportamientos conflictivos requieren de ayuda profesional; pues algunos casos se pueden tornar violentos.Christian Vinueza / EXTRA

Impulsivos, agresivos, desobedientes, desafiantes, con problemas en su conducta, pueden alterar a padres y educadores...

A ellos se los llama ‘chicos problemas’, término incorrecto, pues es etiquetarlos, dice la psicóloga, psicopedagoga y orientadora familiar Toyi Espín, quien indica que el comportamiento de estos alumnos tiene varios orígenes

“Las razones serían problemas a nivel emocional (maltrato infantil; separación de sus padres; cambio de colegio; muerte de algún familiar, incluso mascotas.) o problemas de salud física (trastornos de sueño y más)”, dice la psicóloga.

Andrea Hernández, experta en bioneuroemoción (impacto de las emociones en la biología), coincide. “No hay ‘niño problema’, existe conflicto en él porque el adulto con poca paciencia, disponibilidad y entrega en el cuidado emocional del pequeño relega su crianza a terceros, descuidando la parte afectiva. Ellos siempre muestran con su conducta que necesitan atención”, precisa Hernández.

Ser marginados, mal vistos por la sociedad son las consecuencias de este tipo de conductas conflictivas. Esto hace que los estudiantes se agobien, caigan en depresión, desesperación y angustia, concluye la orientadora.

No lo expongas ni etiquetes

Con cada palabra que le dice a su hijo 'programa' su vida; sea más cauteloso al hablar. El poder del discurso (paternal) tiene la capacidad de ser el impulso para la vida y adquisición de destrezas, habilidades e inteligencia emocional. Puede ser la limitación para descubrir su potencial y ser adultos exitosos y estables emocionalmente. “Si la madre le dice a su hijo que es maravilloso o bueno para nada, le va a creer”, indica Hernández.

Etiquetarlos como malcriados y ridiculizarlos públicamente los hace sentir mal. El sistema familiar se torna tenso; los castigos  (casa y escuela) que se dan pueden provocar que terminen creyendo que son malos, sostiene Espín.

EXTRATIPS

1. Más comunicación entre padres e hijos. Así podrás conocer los sentimientos que tu vástago tiene y por qué actúa así. Con ello puedes buscar soluciones saludables y asertivas.

2. Sé afectivo, tolerante y empático. Colócate en el lugar del niño y, por favor, no lo etiquetes. Padres, traten a sus hijos como ustedes quisieran ser tratados. Cuestiónense si acostumbran a gritarles o maltratarlos físicamente, pregúntense cómo se sentirían si su pareja o jefe les hiciera eso.

3. Que los progenitores sanen su propia historia. Esa es la clave para ser mejor padre, madre, profesional, docente, ser humano. Perdonen a quien los lastimó, y ayuden a sus chicos a ser felices, amorosos y respetuosos.

4. Busquen ayuda profesional. Que sean especialistas de salud mental con quienes determines un plan de acción que ayude a mejorar el comportamiento del alumno.

5. Realízale exámenes generales a tu hijo. De esta forma podrás descartar posibles alergias que estén provocando el cambio de conducta, esto puede hacer que los niños se irriten.

6. Que ellos duerman sus horas completas. Establece el hábito de la ‘ruca’ de ocho horas, las cuales son necesarias para su buen desarrollo integral.

“Hay que considerar que el 50 % de la personalidad del chico se forma en el vientre y el otro 50 % se desarrolla de 0 a 7 años de vida”.Andrea Hernández, experta en bioneuroemoción
niño con conducta complicada
Hasta pataletas puede realizar el niño conflictivo.Christian Vinueza / EXTRA
“Cuando no hay una orientación, se aconseja buscar al profesional para implementar un programa de autoayuda, para padres, niños y maestros”.Toyi Espín, psicóloga y orientadora familiar