Exclusivo
Buena Vida

La historia de Pablo EskoBear, el oso que se comió 30 kilos de cocaína

La historia del animal se convertirá en una película. Actualmente su cuerpo se exhibe en el Área Recreativa Nacional del Río Chattahoochee

FOTO OSO
Pablo EskoBear fue encontrado por un guardaparques rodeado de paquetes de cocaína.Free Pickup portal web

De entre todas las historias registradas en los bosques, esta es una de las más extrañas y se convertirá en película con Elizabeth Banks como directora. Su protagonista es un oso pardo conocido como Pablo EskoBear, por haber consumido 30 kilos de cocaína en paquetes camuflados.

La trama comienza el 11 de septiembre de 1985 en Knoxville, Tennessee, Estados Unidos. Un anciano se despertó por un fuerte estruendo cerca de su casa. Al salir encontró el cadáver de un hombre atado a un paracaídas, con gafas de visión nocturna y con varias pistolas sujetas a un arnés.

Perro rescatado

El emotivo reencuentro con ‘Viejo’, un can que cayó a una quebrada de Quito

Leer más

Fue identificado por la policía de Estados Unidos como Andrew Thornton, un ex oficial de narcóticos convertido en paracaidista contrabandista. El hombre se dedicaba a volar por las rutas de la droga desde Colombia dejando contenedores llenos de cocaína en el Bosque Nacional Chattahoochee.

Esa noche, Thornton había dejado el avión en piloto automático antes de saltar produciendo que se estrellara a 96,5 kilómetros de distancia. Pero su mala suerte no terminó ahí, su paracaídas no se abrió y falleció al impactarse contra el suelo.

Tres meses después un guardaparques encontró en el bosque a un oso negro de 79 kilos rodeado por cerca de 40 paquetes camuflados de cocaína. El animal había rasgado el empaque y consumido 30 kilos de la droga. A pesar de su peso, el cuerpo del oso no soportó la cantidad y murió por sobredosis.

perro

Un perrito brasileño duerme a pierna suelta... en el lecho del Niño Jesús

Leer más

En la autopsia, publicada por el portal Gizmodo, el médico indicó que "Su estómago estaba literalmente lleno hasta los topes de cocaína. No hay ningún mamífero en el planeta que pueda sobrevivir a eso. Hemorragia cerebral, insuficiencia respiratoria, hipertermia, insuficiencia renal, insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular. Lo que sea, ese oso lo tenía".

A partir de este suceso, el oso se hizo conocido en Estados Unidos como Pablo Eskobear, por el narcotraficante colombiano Pablo Escobar. Se lo sometió a taxidermia y tuvo varios dueños diferentes hasta que su cuerpo acabó en el centro de visitantes en el Área Recreativa Nacional del Río Chattahoochee.