Exclusivo
Buena Vida

¡Le construyeron un nuevo pene en el brazo!

Un hombre británico, de 45 años, perdió su pene por una infección. Durante una cirugía experimental le reconstruyeron su miembro en el brazo

operación
Malcolm MacDonald perdió su miembro en 2014.Imagen referencial

Malcolm MacDonald describe su vida como una película de ciencia ficción. En 2014, todo cambió para el británico, quien tuvo que ver cómo se desprendía su pene del cuerpo tras padecer una grave infección.

El hombre le contó al diario The Scottish Sun que la enfermedad primero se extendió desde su manos hasta sus pies. Primero los volvió negros, hasta que un día vio cómo su miembro se ponía negro, “fue como una película de terror, estaba en completo pánico. Sabía que en el fondo se había ido e iba a perderlo. Entonces, un día cayó al suelo”, recordó.

Durante dos años su autoestima se vio afectada después de que perdiera su pene. Sin embargo, en 2016, recuperó su esperanza luego de que su médico de cabecera le hablara del profesor David Ralph, experto en reconstrucción de órganos sexuales masculinos. El especialista ya había construido un pene biónico para un hombre que había nacido sin uno, aseguró The Sun.

madre-hija-caza-beka

Madre lleva a su bebé a cazar animales para que le parezca normal

Leer más

Sin pensarlo, MacDonald se contactó con Ralph, este le explicó que primero debía construir su pene en un brazo y que, luego de dos años, podría trasladar el pene a su pubis. “Estaba tan emocionado porque era una oportunidad de un nuevo comienzo”, contó.

“No tener un pene se sintió horrible. Es el peor miedo de la mayoría de los hombres. Para mí nunca el sexo nunca fue una preocupación, porque ya tenía dos hijos. Siempre se trató más de mi confianza en mí mismo y de cosas simples como usar el baño”, confesó a The Sun.

cirugía
El británico tendrá que esperar a que la situación tras el coronavirus mejore para que pueda culminar con el procedimiento.The Sun

La cirugía se realizó con éxito, hasta MacDonald tomó esta oportunidad para pedir que su nuevo pene sea más largo que el anterior. El procedimiento se basó en quitarle un pedazo de piel del brazo, lo enrollaron para formar un pene para que sus propios vasos sanguíneos y nervios se irrigaran en él.

Pese a que todo iba bien, luego de los dos años tan esperados para MacDonald, no pudo culminar con el procedimiento como se suponía. El inglés recibió la mala noticia de que la evolución del injerto no era la adecuada por lo que tuvieron que posponer la cirugía unos meses.

Por problemas de su rutina, los horarios y conflictos con el transporte hicieron que se posponga la intervención. Hoy, luego de que la pandemia de coronavirus confinara a la mayoría de personas, su cirugía otra vez tuvo que esperar. “Estaba en bata a punto de entrar al quirófano cuando me dijeron que había escasez de personal médico, luego la cancelaron nuevamente debido al coronavirus. Se siente como si estuviera maldecido a veces”, finalizó. 

TE RECOMENDAMOS