Exclusivo
Buena Vida

Beto Larco, el ganador de MasterChef, no solo es cocinero, también es influencer

Una experta analiza el caso.

Imagen betolarco
Su cuenta de Instagram creció desde que comenzó el programa, también le dio más movimiento.Instagram

Carlos Alberto Larco, o simplemente Beto, se convirtió en el ganador de la primera temporada de MasterChef Ecuador. El famoso reality de cocina llegó a su fin la noche del lunes 16 de diciembre y Beto se llevó el primer lugar.

De profesión contratista civil, pero cocinero de corazón, el hombre de 26 años vive en Lago Agrio (Sucumbíos) y durante toda la competencia dejó claro que se siente orgulloso de venir de allá, a pesar de ser quiteño de nacimiento.

Pero no solo en la pantalla de televisión ha mostrado su felicidad de vivir en esa zona del país, sino también en las redes sociales. En sus perfiles digitales usualmente invita al público a empoderarse de su tierra y a cuidar la naturaleza.

Alicia Larrea, quien se desempeña como community manager y es experta en temas digitales, comentó que el ganador del concurso no solo se convirtió en el mejor cocinero aficionado del país, según el programa, sino también en un nuevo influencer.

▶ Lee también: Beto Larco, ganador de MasterChef: “Todavía no me lo creo”

Su cuenta de Instagram tiene casi 85.000 seguidores, la misma está habilitada desde 2017, pero antes de participar en el programa, no llegaba a los 500 fanáticos. “Una de sus primeras estrategias fue cambiarse el nombre y ponerse Beto Masterchef, esa fue una manera de ganar reconocimiento y convertirse en una figura pública”, mencionó la entendida.

Explicó que para convertirse en un influenciador lo primero que se debe hacer es crear empatía con el público, algo que pudo haber logrado a través de un mensaje transparente y mostrarse tal y como es. Sobre todo con el amor que demostraba tiene para su tierra, sus productos y la gastronomía nacional.

Antes de aparecer en el espacio televisivo casi no publicaba en sus cuenta, sino que tuvo más movimiento desde que comenzó el reality en septiembre de 2019. Previo a eso su último posteo había sido en octubre de 2018.

“Comenzó a postear lo que él hacía (...), pero también generó una buena estrategia al postear a quien lo mencionaba en las historias y eso da la idea de fidelidad al usuario porque la persona siente que al influencer le importas”, agregó.

Tras su triunfo, en Instagram agradeció a sus familiares, quienes siempre le apoyaron durante toda la competencia. También a las personas que creyeron en él y en el lugar de donde proviene.

Como ganador de MasterChef Ecuador se llevó un total de 20.000 dólares, una certificación de seis meses que aporte a su crecimiento profesional y una tablet.