¿Me gusta o estoy enamorada? ¡Qué dilema!

Exclusivo
Buena Vida

¿Me gusta o estoy enamorada? ¡Qué dilema!

Esta duda es más común de lo que crees, por eso con la ayuda de un psicólogo te explicamos cómo definir tus sentimientos

enamorada
Presta atención a tu instinto, antes de tomar una decisión.Shutterstock

Alguna vez nos hemos sentido atraídos por alguien, y cuando entablamos una relación, con el paso de los días nos damos cuenta de que no era lo que habíamos idealizado. Por eso primero hay que tener bien claras las definiciones entre el “me gusta" y "estoy enamorada”. 

El gusto por una persona es que llame tu atención por algún detalle en específico, ya sea por compatibilidad de cosas o placeres similares. En cambio, en el enamoramiento se crean vínculos más cercanos e incluso se producen sentimientos como extrañar o pensar en la otra persona.

El psicólogo Guillermo Ballesteros indica al respecto que es importante identificar lo que realmente sientes por alguien. “No vale que se ponga en riesgo la estabilidad emocional. Sé sincera con tus intensiones. Tu felicidad no depende de una persona, más bien esta debería ser tu complemento”, recalca el experto. Como dice José José en su canción: “...Es que amar y querer no es igual, amar es sufrir querer es gozar”. Existen diferencias muy significativas.

En síntesis, hay que ser responsable con los significados que le das a ciertos vínculos. Sé honesta y no vivas de una fantasía romántica. Define bien tus sentimientos.

Señales de amor

Estás atento cada vez que se te cruza por tu camino. Esta es la etapa inicial del enamoramiento.

Pones pretextos para estar juntos. Esto es muy común, se convierte en salidas inocentes.

Las conversaciones se alargan sin esfuerzo. Todo fluye. Esta persona se convierte en parte de tus días y le cuentas toda tu agenda.

Diferencias

Cuando simplemente te gusta alguien te agrada tener cerca a esa persona, pero cuando estás enamorado la necesitas.

Cuando te gusta alguien te desencantas con facilidad, pero si lo amas, nunca dejas los sentimientos.

Para saber

Según un estudio realizado por la Universidad de Ginebra, la mirada de una persona cambia en función de su objetivo, es amor o es solo deseo sexual.

¡Ponle atención a las miradas!