Exclusivo
Mis Historias Urbanas

Mis Historias Urbanas: Papá Noel salado

Si tienes alguna historia escribe a moncadab@granasa.com.ec o llama al 042201100 ext. 2099

MHU versiones definitivas-01
Mis Historias Urbanasblanca moncada

Tú pintas caritas, tú animas, tú haces de payaso y tú, gordito, colorado y cachetón, serás el Papá Noel. Nueve de la mañana de un día laboral en una de las tantas empresas de la vía a Daule. El gordo mira al cielo con dificultad. Sol implacable, de ese que te escalda. Le pagarán $ 15 por enfundarse en ese traje horroroso con este calor. Será un suicidio.

-Cámbiense de ropa allí. El jefe señala los baños de los obreros de la compañía. El gordo se saca el blim blim, el pantalón rapero, la camiseta de basquetbolista y los Adidas, y los deja en una esquinita. Fueron tres horas de tortura. El sol no dio tregua, los niños tampoco. El traje le pica, siente que se ahoga... solo piensa en quitárselo, cobrar y comprarse una bien helada.

Frena a raya frente a los baños. El blim blim, el pantalón rapero, la camiseta de basquetbolista y los Adidas han desaparecido. En su lugar hay solo un harapo viejo. Le han robado y le han dejado una pantaloneta como trueque. Nadie dio razón. 

Aún recuerda la cara de horror de su vieja al verlo llegar semidesnudo, solo con las botas de Santa. Lo hizo por coraje y por la desesperación de quitarse el traje. ‘Después te cuento’, le dijo al entrar a casa.