Exclusivo
Buena Vida

En pandemia puedes llegar a amar tu cama

Es probable que en tiempo de coronavirus desarrolles un trastorno muy particular, el cual consiste en realizar todas tus actividades en este mobiliario

amor por la cama
Es como si la cama tuviera un imán con la persona. Toda actividad la quiere realizar en este mobiliario.Pixabay

Tienes pensamientos recurrentes enfocados en el mueble principal de tu dormitorio. No quieres usarla solo para dormir, también para comer, trabajar y más actividades. Quienes lo realizan de manera frecuente se convertirían en clinómanos.

Su cama termina convirtiéndose en su objeto de placer, y estar en ella le produce felicidad. Por lo general se la confunde con pereza, pero esta es momentánea, la clinomanía no, manifiesta David Sucre, miembro de la Federación Ecuatoriana de Psicólogos Clínicos, quien indica que como toda patología tiene niveles: el leve que no afecta tanto a la vida cotidiana, el moderado que requiere de atención psicológica-psiquiátrica y el agudo que puede llegar a una hospitalización para tratar la enfermedad.

¿Cuál es la causa de este ‘amor excesivo’ y deseo irrefrenable de permanecer acostado? Puede originarse por varios factores. El especialista señala que los humanos somos seres biopsico-socio-espirituales, por eso es necesario que en la entrevista clínica que se le hace al paciente se evalúe si hay alguna alteración en estas áreas.

RELACIONADAS

“Primero, hacer una valoración médica para descartar alteraciones del eje neurológico, problemas de respiración u oxigenación en el cerebro. También verificar si no hay afecciones psicológicas como depresión extrema, ansiedad y fobia. En lo social, esta conducta se puede dar porque se evita enfrentar una circunstancia laboral, familiar o de pareja”, explica el experto en salud mental.

amor por la cama
Podrían sufrirla tanto hombre como mujeres.Pixabay

Se presenta más en adultos y no tiene cura, se la psico-educa, pero no se erradica por completo. Por eso no los catalogue ni etiquete de vagos o asociales, al contrario anímelos a buscar ayuda profesional, pues esta patología provoca ruptura en los vínculos que se mantiene con amigos, familiares o conocidos, situación que no les produce el más mínimo placer. 

Perfil 

    • Asimismo se obsesiona con las almohadas, sábanas, edredones.
    • Selecciona los mobiliarios grandes (queen y king).
    • Por su poca movilidad tiene pérdida de masa muscular.
    • Le molesta pararse suplir sus necesidades básicas, como comer, asearse, etcétera.
    • Si tiene una responsabilidad como trabajar o estudiar, solo piensa en terminar lo que está realizando para ir a su cama. O lo puede hacerlo sobre ella, lo cual provocaría cierta ineficiencia en sus tareas.
  • Aprovecha todo como excusa. Por ejemplo, los días lluviosos son el argumento perfecto para no levantarse de este mobiliario.
  • En algunos casos, en los severos, dicen estar enfermos para permanecer en la cama. 
RELACIONADAS

EXTRATIPS

Para liberarse de este 'amor' es necesario que tengas en cuenta los siguientes consejos

- Adiós a la tecnología dentro de tu habitación.

- Establece una rutina que incluya 8 horas de sueño continuo.

- Practica algún deporte o ejercicios.

TE RECOMENDAMOS