Ruth Coello y Adrián Avilés: madre, hijo y socios

Exclusivo
Buena Vida

Ruth Coello y Adrián Avilés: madre, hijo y socios

Ambos actores tienen una relación muy particular, que gusta a sus seguidores.  No solo comparte su amor por el teatro, sino además muchas aventuras

RUTH_GERARDO MENOSCAL (8224849)
Sus presentaciones son en los teatros La Kolmena y Pop up.Gerardo Menoscal

Para beneficio de actores y felicidad de los amantes del teatro, las funciones se están reactivando, luego de que las salas permanecieran vacías durante dos años, como consecuencia de las restricciones por la pandemia de COVID-19.

Debido a eso, Ruth Coello y su hijo Adrián Avilés iniciaron varias presentaciones de la obra Tu madre, que escribieron juntos. Además de ser mamá e hijo, son socios, compañeros de muchas aventuras y confidentes. Incluso Ruth aceptó la sexualidad de Adrián, de quien dice viene de una generación que está tratando de no ser tipificada como una forma única, sino más bien que no tenga que ver con su preferencia sexual.

 El joven actor, quien entre sus muchos papeles, es recordado por su personaje de la Kuki Entrerríos, se considera no binario (se reconoce con aspectos femeninos y masculinos), de hecho, la vestimenta que usó para esta producción así lo identifica.

Ruth, quien es una reconocida actriz y directora escénica, dejó en claro que cuando tiene que llamarle la atención a su hijo o darle un consejo lo hace, pero sin meterse en su vida, ni invadir su privacidad.

En las redes sociales es común verlos compartir más allá del escenario. Van juntos a viajes, reuniones y últimamente salen en videos de Tiktok, que es el fuerte de Ruth, mas no de Adrián.

¿Es fácil trabajar como mamá e hijo?

Sí. Cuando yo lo contrato para una actividad soy la jefa, pero en el stand up somos socios. Él aprueba ciertas cosas, vemos otras juntos y así vamos funcionando.

Hay madres que dicen que siempre serán mamás y no amigas, porque los chicos suelen confundirse, pero tú eres la pana de él.

No siempre, cuando hay que llamar la atención lo hago. Hemos discutido si no nos ponemos de acuerdo. Y cuando hay que asumir responsabilidades le he exigido que las asuma. No trato de meterme en la vida de mis hijos porque creo que desde pequeños les di las herramientas para que sepan tomar sus decisiones.

¿Siempre se llevan bien o hay ocasiones en que se vuelve complicado?

A veces es complicado que una madre se pueda llevar bien con un hijo a esta edad, que no tenga mucho conflicto y es lo que más apreciamos y cuidamos él y yo. Lo primero es que nos respetamos, nos metemos poco en la vida del otro, no dirijo su vida, o trato de decirle por dónde tiene que ir, él tampoco me juzga.

¿Dejas que Adrián sea como es. No tratas de cambiarlo?

Absolutamente, desde que es muy pequeño. Son contadas las veces o por algo muy puntual en que yo le haya advertido algo. Creo que las mamás tenemos la intuición y ha habido ciertas ocasiones en que le he dicho que tenga mucho cuidado con algo.

Las veces que tu hijo ha llorado, incluso por amor, ¿cuál es tu mejor consejo?

Una vez pasó eso, yo estaba en mi cuarto, vivíamos juntos y de pronto apareció llorando. Le dije que no podía evitarle el dolor, ninguna madre puede hacerlo, es el único modo que puede aprender. Pero le aseguré que el tiempo lo cura todo y que vería que con el pasar de los días ya no duele.

Adrián dice que eres una madre poco convencional, y eso gusta mucho, ahora te ha dado por hacer tiktok.

Hago Tiktok, subo videos. Él recién lo está haciendo.

¿Consideras que es demasiado serio para su edad?

No, su onda es más espiritual. Hace dos años cogió el camino del descubrimiento espiritual que incluso ha hecho que cambiara físicamente. Todo nace de la pandemia. Tuvo un proceso complicado. Se toma las cosas con calma, yo en cambio me la paso trabajando todo el tiempo. Cuando me dio COVID tuve ataques de ansiedad, él estuvo todo el tiempo conmigo, hizo reiky, meditó y nunca le dio.

Rossana Iturralde y Nadyezhda Loza

Rossana Iturralde ¡El teatro mueve su vida!

Leer más

Andar siempre juntos, ¿no te quita la posibilidad de un amor?

No se ha dado el caso, pero hay de todo (pretendientes) de los que valen y los que no.

¿Estuviste de acuerdo cuando decidió dejar a su personaje top Kuki Entrerríos?

Lo que pasa es que la Kuki no era un vestido y una peluca.

¿Qué era?

Adrián creó un alter ego. Un personaje que vistió y construyó; tenía pensamiento, sentimientos, emociones, comportamientos, vida social, pretendientes, el personaje ya no dependía de él. La Kuki empezó a tener vida independiente.

La Kuki lo estaba engullendo.

Cuando decide dejarla, a mí también me sorprendió porque no pensé que era para largo, pero lo apoyé. Me di cuenta de que Adrián empezaba a vivir una doble vida, que no es lo que pasa siempre, que cuando construyes un personaje, te sacas la ropa, vas a la casa y lo dejas. La gente buscaba a la Kuki, que tenía vida propia y ¿qué pasaba con Adrián?

La muerte de Kuki

Adrián, ahí es cuando definitivamente decides matar a tu personaje Kuki.

Sí, lo que pasa es que ya estaba malita, en la pandemia entró a UCI y ya.

¿Por qué la mataste justo cuando estaba en la cúspide. Dónde quedaron tu talento y tu público?

Era demasiado hermosa... (risas).

Escuché que el personaje te estaba absorbiendo, que ya no eras tú. ¿Era así de real?

Ella tenía su espacio, su clóset. ¡Todo! Era como si se tratara de una persona real, así la veía la gente. Mis amigos cercanos me invitaban a reuniones y querían que vaya ella y no yo.

No es culpa del público, sino tuya, porque creaste bien el personaje y gustó.

Fue bien creado. Les agradecí que estuvieran hasta el final con ella. Pasó como si se terminara tu serie favorita y dijeras es que no puede ser que sea el último capítulo.

¿Qué hay de cierto que el personaje tenía pretendientes, personas que estaban detrás de ella?

Después de ciertos shows había señores mayores que estaban en el público y querían conversar con ella, le ofrecían cosas y amor.

Se convirtió en la fantasía de muchos.

Total. Confundió a algunos papás. Mis amigas me contaban que sus padres estaban enamorados de la Kuki. Ellas les decían que era yo y no querían creerlo. Los señores respondían que era una actriz internacional. El personaje rompió muchas barreras. Logró muchas cosas y yo otras.

¿Cómo cuáles?

Nunca una LGBT estuvo de jurado en tv en vivo en el horario de las tardes, o en un programa mañanero como youtuber. Era muy bella, hermosa, y no era vulgar. Todo le quedaba perfecto. La estética la construí yo, todo lo traje de Estados Unidos por Amazon. Tenía un clóset solo para ella.

¿Volverías a interpretarla?

Ya no. Ella cumplió el tiempo que tenía que cumplir, fueron tres años, pero se lograron cosas increíbles. Fue un portal para las nuevas generaciones. Sacó muchas cosas que antes no había o se podía por miedo o vergüenza.

Más de ellos

*Ruth Coello, guayaquileña, tiene 4 nombres y es madre de 2 hijos actores, uno de ellos es Adrián Avilés, 26 años. Yanick reside en Argentina.

* Han compartido en producciones como Aída, 4 cuartos, Maleteados. Adrián ha sido además el asistente escénico de Ruth.

*En microteatro han participado tres veces juntos.

*En junio, ella estará en la obra Mujeres sin regla y él, en un stand up en Pop Up (21 y 28).