Exclusivo
Buena Vida

Un cerebro ‘tranquilo’ podría aumentar tus años de vida

Si bien mantener nuestra mente en paz trae beneficios, también podría ayudarnos a prolongar nuestra vida.

Imagen cerebro paz
Si bien mantener nuestra mente en paz trae beneficios, también podría ayudarnos a prolongar nuestra vida.Internet

El bienestar emocional, psicológico y social son aspectos fundamentales para mantener una buena salud mental. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.

Uno de los ‘protagonistas’ principales es nuestro cerebro, y si bien mantenerlo en paz trae una serie de beneficios —como los antes mencionados— también podría ayudarnos a prolongar nuestra vida. Un reciente estudio de la Facultad de Medicina de Harvard, publicado en la revista médica Nature, reveló que un cerebro “tranquilo”, con menos actividad neuronal, podría contribuir a una mayor expectativa de vida.

En la investigación, los académicos analizaron el tejido cerebral donado de personas que murieron entre los 60 y más de 100 años; uno de los hallazgos fue que las personas más longevas tenían niveles más bajos de genes relacionados con la actividad neuronal. Otro descubrimiento fue que la proteína REST (Factor de transcripción silenciador RE1), la cual suprime la actividad neuronal, está asociada con la mortalidad.

El experimento, aplicado con gusanos y mamíferos, mostró un aumento de REST y esto condujo a una menor actividad neuronal y una vida útil más larga, mientras que la supresión hizo lo contrario.

Según el neurólogo y psiquiatra de la red de atención médica Northwell Health, Gayatri Devi, en declaraciones al portal médico Healthline, “este estudio muestra que los períodos diarios de actividad ralentizada, ya sea que pasen meditando, sin realizar tareas o simplemente estando quietos o durmiendo, son tan importantes para la salud cerebral y la longevidad como la actividad y el ejercicio”.

El profesional explica que pese a que “el cerebro es el órgano que más energía consume en nuestro cuerpo —casi un tercio de nuestra energía— aunque solo pesa aproximadamente una septuagésima parte de nuestro peso corporal”.

Devi apunta que “para nuestros cerebros y nuestros cuerpos, menos es más y descansar es lo mejor”.

▶ Leer: ¿El estrés puede enfermarte?

¿Cómo se logra calmar el cerebro?

Los expertos dicen que hay varias maneras de calmar el cerebro, incluida la meditación, la escucha activa y la alimentación consciente. Maryanna Klatt, profesora de medicina clínica familiar en el Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio, detalló a Healthline varias formas de poner al cerebro tranquilo:

1) Meditación, el cuerpo lo necesita: La meditación funciona de la mano con el mindfulness —atención plena— porque proporciona un útil barómetro de nuestro estado mental. “No se trata de despejar la mente, se trata de ver dónde está tu mente”, explica Klatt. “Un poco de práctica de meditación, incluso 5 o 10 minutos al día, puede marcar la diferencia para llevar la atención plena a su actividad durante todo el día”.

2) Distribuir los tiempos: Organizar nuestros horarios incluirá el tiempo y actividades fuera del trabajo; sin embargo, no solemos separar ningún tiempo que sea realmente libre. Según Klatt, “asignar espacio abierto intencionalmente todos los días, no para hacer ejercicio, no para leer, sino para tiempo no estructurado (libre), puede ayudar”.

3) No te pierdas los placeres: La profesora menciona que si van a comer en grandes proporciones “deben saborearlo”. Klatt agrega que debemos saborear cada momento “porque de lo contrario estás obteniendo todas esas calorías y te estás perdiendo el placer”.

4) Chequea si sufres de burnout: El cansancio no siempre es reconocido hasta cuando prácticamente nos sentimos ‘quemados’ (burnout). Klatt explica que los síntomas pueden incluir el agotamiento emocional, la falta de una sensación de realización personal, la falta de emoción y un estado general de irritación. “Esto es cuando las cosas que antes no habían sido un gran problema de repente se convierten en un gran problema”, dice la académica.

5) Busca un guía: Quienes dedican tiempo a su trabajo y su vida de manera equilibrada serán mentores y ejemplos positivos a seguir. “Creo que las personas que nos rodean tienen esta sabiduría; pero no nos tomamos el tiempo para pensar a quién respetar en términos de cómo viven sus vidas”, menciona Klatt.