Exclusivo
Cuerpeo

¡A ‘guapear’ las ‘herramientas’!

Tanto el pene como la vagina pueden someterse a tratamientos de rejuvenecimiento

rejuvenecimiento genital
Hay tratamientos no invasivos para el rejuvenecimiento vaginal.Tomado de internet

El paso del tiempo, haber tenido hijos y hasta las propias relaciones sexuales son las causas principales para que los genitales sufran cambios. Aunque cuando se habla de tratamientos de ‘rejuvenecimiento genital’ se los relaciona más con las mujeres, también hay procedimientos para ‘embellecer’ el pene.

RELACIONADAS
Este fue el tema abordado durante el programa ‘El placer de los lunes’, que se transmite por el Facebook Live de Diario Extra desde las 20:00. Para ello, la cosmetóloga Jéssica Conforme y la sexóloga Paola Pérez detallaron los procesos que pueden ser aplicados en la zona íntima, tanto del lado estético como médico.

“La sociedad, desde hace muchísimo tiempo, siempre ha buscado formas de esculpir el cuerpo, para lograr un mejor aspecto. Pene y vagina son parte del cuerpo”, analizó Pérez.

Jéssica explicó que quienes por lo general se hacen este tratamiento con mujeres a las que ya no les gusta la forma de su vagina, regularmente por el tamaño de sus labios genitales o la flacidez de los mismos. Detalló que hay un proceso a través de radiofrecuencia monopolar que no es invasivo y, por lo tanto, no deja daños colaterales en las pacientes.

Pérez hizo énfasis en este último aspecto. Comentó que hay otros procesos en los que se aplica bótox, pero no los recomienda, debido a que en algunos casos puede restar sensibilidad tanto en la vagina como en el pene.

Aunque Jéssica solo trabaja con mujeres, coincide con Pérez y cuenta que ciertas intervenciones pueden repercutir en la rigidez del miembro masculino. “Por lo general, los hombres lo que buscan es un proceso de alargamiento, que se puede lograr, pero en algunos casos no logran tener una erección potente”, dijo.

En las mujeres, lo que hace el láser es ‘encoger’ los labios vaginales y darles un aspecto más juvenil.

"El rejuvenecimiento genital es una cuestión estética, que sirve para aumentar la autoestima de las personas”.
​Paola Pérez, sexóloga

Ambas aclararon que esta es una decisión que debe ser personal y no motivada por terceros. “Una vez llegó una joven que quería hacerse el tratamiento porque el esposo le decía que era fea. En ese caso, no era ella la que quería un cambio por verse bien, sino por agradar a alguien más”, lamentó.

Lo que sí recomendó Pérez es que, antes de cualquier tratamiento, debe haber un acompañamiento psicológico y sexológico. Además, hay que buscar profesionales, tanto cosméticos como plásticos, que garanticen un buen trabajo.

En hombres

En los hombres, dijo Pérez, hay varias técnicas que también involucran tratamientos con láser o bótox, además de cirugías para aumentar el tamaño y grosor del pene. Hay, incluso, procesos que ayudan a combatir la disfunción eréctil. La cirugía de rejuvenecimiento íntimo masculino engloba la cirugía del pene, región testicular y adyacentes.

Pérez precisó que la pornografía ha influenciado mucho en la forma en que los hombres analizan su miembro y, generalmente, lo que buscan es tener un pene más grande. Estos tratamientos pueden hacerlo crecer hasta tres centímetros.

“Tenemos que tomar en cuenta que todos estos tratamientos estéticos tienen que ver con la autoestima de las personas. Si yo decido acceder a un tratamiento genital es porque no me siento bien con mi vagina o pene. Pero es importante no dejarnos llevar por lo que vemos o escuchamos, sobre todo en la pornografía, que no es una visión real del sexo”, indicó.

TE RECOMENDAMOS