Exclusivo
Cuerpeo

Parafilias: Gustos ‘raros’ durante el sexo

Las parafilias son conductas que salen de lo habitual durante las relaciones íntimas. Estos hábitos deber se consensuados para el goce en la intimidad

fetiche parafilias
Una de las parafilias más comunes es el fetichismo, que es el gusto por objetos inanimados, como zapatos.Freepik

El término ‘parafilia’, de acuerdo con el sexólogo Xavier García, podría derivar en ideas negativas para describir estas conductas sexuales recurrentes.

Durante el programa ‘El placer de los lunes’, que se transmite a través del Facebook Live de Diario EXTRA los lunes desde las 20:00, García definió a las parafilias como un hábito de índole sexual con el cual se obtiene placer mediante una actividad diferente a la relación sexual en sí misma. Por ejemplo, la excitación excesiva por un objeto como zapatos, o determinadas partes del cuerpo.

“Durante años se las ha asociado con algo feo, con aberraciones, con algo enfermizo. Todo eso hace que nos asustemos. Hay que entender que no es nada más que tener un pensamiento frecuente que nos lleve a la excitación, pero que sea fuera de la norma”, explicó.

Indicó que es muy importante definir si una persona es parafílica o no, porque de esto dependerá el goce de la misma. O por el contrario, que esta se vuelva un problema, o incluso derive en un delito.

"No hay un origen específico para las parafilias, pero estas pueden generarse por algún hecho externo que modifique su conducta”.Xavier García
​sexólogo

Las parafilias son consideradas inofensivas, aunque hay excepciones. Ciertas parafilias pueden generar daños físicos y psíquicos en alguno de los participantes del acto sexual, como ocurre con la pedofilia (excitación con menores de edad).

Sin embargo, para García, es importante definir esta parafilia para poder derivar a terapia a quien la padece y que esta así pueda frenarse y no llegue a ejecutarse. En nuestro país, tener relaciones sexuales con menores de edad es un delito.

Placer

Pero alejado de lo negativo, hay parafilias que pueden derivar en el goce de la pareja, siempre y cuando esta sea consensuada por todos los involucrados. Además, que no se consideren patológicas, es decir que no sea la única vía por la que la persona consigue placer. Para esto último, hay tratamientos.

No hay ningún problema si la parafilia es una práctica que genera excitación, pero también nos gustan otras cosas; o si realizarla no nos genera malestar de ningún tipo y lo hacemos con alguien al que le parece algo bueno y le gusta.

  • Los más comunes

*Fetichismo: Cuando se recurre a fantasías, impulsos o comportamientos que implican la utilización de fetiches u objetos no animados para poder lograr la excitación sexual.

*Froteurismo: Implica tocar y rozar a una persona en contra de su voluntad. Podría derivar en el delito de abuso y acoso.

*Masoquismo sexual: Cuando hay fantasías, impulsos o comportamientos que implican ser humillado, golpeado, atado o cualquier otra forma de sufrimiento.

*Sadismo sexual: Implica actos cuya finalidad es obtener satisfacción sexual a costa de humillar o hacer sufrir física y psicológicamente a otra persona. Esto debe ser consensuado; de lo contrario, es un delito.

*Voyeurismo: Se presenta con fantasías, impulsos o comportamientos que implican ocultarse para observar a personas desnudas, desvistiéndose o mientras mantienen relaciones sexuales. También puede constituir un delito.