Exclusivo
Deportes

Ayuda a que tu hijo sea un ‘pepa’ en los deportes

Especialistas y EXTRA te dan consejos para que explotes las habilidades deportivas de tu pequeño 

deporte
Escuchar a tu hijo y dejarlo tomar sus decisiones son los primeros pasos para que empiece en alguna disciplina.canva

Era el 2000, cuando el nombre de un chiquillo de 13 años se escuchaba por todas las canchas de Rosario (Argentina). Se trataba de Lionel Messi, un jovencito de baja estatura que fascinaba con su destreza con el balón. Veintiún años después, los torneos y premios que ha ganado el gaucho en España son innumerables y, estos, no hubiesen sido posibles sin su primer guía Carles Rexach y tampoco sin el apoyo de su familia.

Para Agustín Plaza, profesor de la Academia de Fútbol Barcelona Lemas, los padres y entrenador son el equipo que un niño con habilidades para cierta disciplina deportiva necesita para que, en un futuro, su nombre se escuche en eventos mundiales. Si uno de los dos falta en la proyección del pequeño, es muy probable que su aptitud se rezague y quede en el olvido. “Hay muchos deportistas que son buenos, pero terminan por aburrirse, de pronto no son conscientes de hasta dónde pueden llegar”, detalla. 

“El entrenador va a ser la persona encargada de ayudar a descubrir estas habilidades que en algunos casos ya tienen está potencialidad de manera innata, ya nacen con estas habilidades o destrezas”.
Agustín Plaza, entrenador

El especialista deportivo expresa que no es necesario que los chicos lleguen a la pubertad para que los padres conozcan cuál es el deporte que llama su atención, “desde los 4 a 5 años es el momento adecuado para descubrir y potenciar estas habilidades”.

Al igual que Plaza, Dennise Guerrero, psicóloga graduada en la Universidad de Guayaquil, concuerda en que dicha edad es la ideal para forjar una disciplina en tus hijos porque ya “pueden tomar ciertos tipos de decisiones y van viendo sus gustos”. Sin embargo, recalca que para ello “la escucha del padre detrás de esto valida que ellos sientan que pueden decidir”.

taller

Los cursos extraescolares ayudan a tus hijos

Leer más

La profesional en psicología recuerda a los padres que ellos son quienes deben escuchar, orientar y apoyar. "Pese a que alguna actividad no esté dentro de lo que a ti te gusta, no importa, impulsa a que tu hijo lo experimente". Guerrero pide a los lectores de EXTRA que rompan con estereotipos como, por ejemplo, una niña no puede jugar fútbol o un niño gimnasia rítmica.

“Hay varios artículos sobre los derechos de los niños enfocado en el deporte menciona la orientación y apoyo por parte de la familia, porque los niños al momento de contar con este apoyo familiar y también verse con sus derechos porque son seres humanos”.
Dennise Guerrero, psicóloga clínica

¿CÓMO AYUDO A MI HIJO?

Plaza resalta la importancia de que los chicos vean a sus padres como un espejo. Aunque no seas deportista o un atleta de primera, sí debes inculcarles la importancia de que hagan alguna actividad física por su salud.

Siéntate con él, pregúntale qué le llama. Sé asertivo y acepta sus decisiones. Cuando conozcas lo que le gustaría practicar apóyalo. Recuerda, que tu apoyo no sea solo de palabra, acompáñalo a sus entrenamientos y torneos, logra que sepa que estarás en cada escalón que suba en su deporte.

No veas al entrenador como un desconocido, platica con él y conoce la evolución de tu nene. Plaza menciona lo fundamental que es una buena comunicación con los profesionales, con ellos sabrás si tu hijo está en la disciplina correcta o sus habilidades van más acorde con otra.

Enséñale que el deporte no es un tema de competencia con los demás o consigo mismo, sino un aporte para “su desarrollo biopsicosocial. Bio, en lo físico; social para su interacción con los demás, psico en el control y manejo de las emociones a través de actividades o deporte colectivo”, explica Plaza.

“Controlar el excesivo entusiasmo al hablar del deporte, sabemos que el deporte nos va a ayudar funcionalmente, pero no es nuestro todo”, señala Guerrero. Está bien tu emoción al ver que tu hijo se destaca, pero recuerda que es un niño y que querrá divertirse con sus amigos. Dale su espacio para diversas actividades que no se concentren solo en su disciplina.