Exclusivo
Deportes

Deportivo Quito: ‘culebras’ lo esperan en Segunda Categoría

La directiva de Deportivo Quito debe reunirse con el gremio de futbolistas para plantear soluciones por las deudas que mantiene el club, con el objetivo de no volver a perder la categoría, como en 2019.

14 - ANGELO CHAMBA - D.QUITO CAMPEON  - ACH_25.JPG
Victoria de Deportivo Quito en la final de la Copa Pichincha, el pasado fin de semana, en el estadio Atahualpa.Foto: Ángelo Chamba / EXTRA

El sueño de Deportivo Quito apenas empezó y más allá de considerar los ‘castigos’ que el equipo podría enfrentar por la cantidad de deudas que acumula, los directivos han preferido disfrutar del momento que vive la AKD, después de haber regresado a la categoría del fútbol profesional.

El déficit de más de 10 millones de dólares es un fantasma que todavía acecha a esta institución. De hecho, esas deudas las arrastra desde hace más de una década, a causa de un mal manejo financiero que, posteriormente, relegó al cinco veces campeón del Ecuador a la categoría amateur, donde militó el año pasado.

Juan Manuel Aguirre, expresidente de Deportivo Quito (quien pidió licencia a su cargo en el club tras ser elegido como gerente de la Agencia Metropolitana de Tránsito AMT), dijo a EXTRA que tenía prevista una reunión ayer con la Asociación de Futbolistas de Ecuador (AFE), para tratar el tema de las ‘culebras’, pero esta se postergó y todavía no tiene una fecha confirmada.

▶ Lee también: Los 10 jugadores más ‘veteranos’ del fútbol ecuatoriano

“La idea es plantear a la AFE las posibilidades de pagar las deudas, sin que nos vuelvan a restar puntos o a bajarnos de categoría”, indicó el directivo.

Con la anterior gerencia de dicha entidad, que estaba a cargo de Jorge Guzmán, se acordó hacer un pago cada 15 días, con el objetivo de seguir abonando a esa deuda, “pero ahora con Iván Hurtado, nuevo presidente, no sabemos qué resolución se puede tomar. Habría que plantear las posibilidades”, mencionó Aguirre.

El inicio de una pesadilla

Hace dos años, Deportivo Quito arrancó el torneo de Segunda Categoría con una penalización de 18 puntos, que le restaron a su sumatoria incluso antes de empezar a jugar. Al finalizar el torneo de 2018, a los chullas les faltaron precisamente esas 18 unidades para clasificar a la fase nacional del torneo, así que se despidieron de su participación ese año.

Pero para 2019, la decisión que se tomó fue bajar al equipo de categoría, desde la Segunda (que todavía es profesional) a la amateur, donde ni siquiera mantenía una obligación económica con sus futbolistas. Este año el Quito jugó en esa división y logró clasificarse a la Copa Pichincha, proclamándose campeón de ese torneo el pasado fin de semana, lo que le permite retornar a la Segunda, donde todavía se mantiene la incertidumbre de su estadía para 2020.