Exclusivo
Deportes

Emilio Gómez: "Nadie contaba conmigo en París"

El tenista ecuatoriano, hijo de Andrés Gómez, ganador del Roland Garros en 1990, debuta mañana en el cuadro principal de este torneo Grand Slam

emilio
El tenista ecuatoriano Emilio Gómez enfrentará al italiano Lorenzo Sonego, en la primera ronda del Roland Garros.Archivo

Treinta años después el apellido Gómez y la bandera de Ecuador vuelven a estar presentes en el cuadro principal del Roland Garros.

En 1990 primero estuvo Andrés Gómez y este año lo hace su hijo, Emilio, quien la semana anterior venció al kazajo Dmitry Popko, en la tercera ronda de la qualy.

RELACIONADAS

Este lunes 27 de septiembre, el tenista de 28 años, que tenía previsto enfrentar al italiano Lorenzo Sonego (alrededor de las 05:00), aseguró estar ansioso, pero a la vez contento, por haber entrado al cuadro principal de este torneo.

“Que me llegue ahora, a estas alturas de mi carrera (28 años), quizá sea todavía más meritorio. Algunos empiezan muy jóvenes a hacer cosas importantes en el cuadro principal, pero al final la persistencia que he tenido durante todos estos años ha tenido premio”, dijo el ecuatoriano al portal Punto de Break.

Gómez recordó que en 2018 estuvo a punto de retirarse del tenis profesional, debido a recurrentes lesiones, pero trabajó en su recuperación y ahora está viendo los frutos.

“Estuve lesionado mucho tiempo, no mejoraba, casi cuelgo la raqueta. Al final decidí luchar, mantenerme fuerte, hasta que me presenté a dos torneos menores en Ecuador dándome una última oportunidad. Acabé ganando el título, tanto en singles como en dobles y aquello fue el punto de inflexión en mi carrera”.

RELACIONADAS

Sobre presentarse como el hijo de Andrés Gómez, en un torneo que su padre ganó hace 30 años (venció al estadounidense Andre Agassi), Emilio indicó que prefiere tomarlo como una motivación, más no como un peso.

“Cuando llegué a París nadie contaba conmigo. Me tocó en primera con un especialista en arcilla (Thiago Seybot Wild)... Cuando gano ese partido empiezo a sonar mi nombre. Ahí recibí mucha prensa por mi papá, pero en vez de tomarlo como una presión, lo tomé como una motivación, quería que fuera una linda historia que contar al final de la fase previa”.

Finalmente, el guyaquileño comentó que independientemente del resultado que pueda alcanzar en el Roland Garros, una de sus metas es terminar el año en el top100. “Me gustaría terminar este 2020 cerca de los cien mejores para así disputar el Open de Australia de manera directa en el cuadro principal”, finalizó.

TE RECOMENDAMOS