Gabriel Corozo luchó contra el fuerte ‘pacheco’

Exclusivo
Deportes

Gabriel Corozo luchó contra el fuerte ‘pacheco’

El flamante jugador del Orense contó sobre cómo vivió la Navidad durante su paso por el fútbol español. Al frío fue lo que más le costó acostumbrarse.

Gabriel-Corozo-Navidad-fútbol-Europa
El futbolistas Gabriel Corozo (d) pasa la Navidad junto a su esposa Lilibeth García y sus hijos Sebastián, Dominick, Dafny y Harlep, en España.CORTESÍA

Desde 2014, cuando llegó como fichaje del Granada, Gabriel Corozo ha pasado las festividades de Navidad en suelo español. Pese a que hace dos años regresó a jugar en el país, el lateral viaja en estas fechas a Europa para reunirse con su familia que se encuentra radicada allá.

El tricolor confesó que lo que más le costó fue adaptarse al ‘pacheco’ de esta época. “Entrenaba con varias chompas, guantes, gorro, por las bajas temperaturas de menos cuatro grados. Pero tenía claro que debía adaptarme para salir adelante. Ahora el frío ya es algo normal”, contó el guayaquileño de 26 años.

Kevin Mina

En el deporte sí hay perdón y olvido

Leer más

Además del Granada, Corozo militó en el Elche (2017-2018) y el Cádiz (2019) del balompié español. También fue llamado a la selección en las eliminatorias a Brasil 2014.

Antes de tener su primera experiencia en el exterior, Gabriel tenía claro que en las ligas europeas paran poco en estas festividades. “He seguido el fútbol internacional y llegué con la idea de que se descansaría pocos días, diferente a lo que se vive en el país que en diciembre no hay fútbol”, detalló.

El defensa que esta temporada formó parte del Olmedo y Delfín y que para el 2022 reforzará al Orense, disfruta estos días tras varios meses sin estar junto a su esposa Lilibeth García y sus hijos Dominick (16 años), Sebastián (12), Dafny (7) y Harlep (5).

“Siempre estoy en contacto por videollamadas. Aprovecho estos días sin competencia para pasar con ellos porque los veo cada seis meses”.

AGRADECIDO 

En cada Nochebuena, Corozo y su familia se reúnen para compartir una comida en España.  “Agradecemos por un año más de vida, por tener el pan de cada día, por la salud, ahora en especial por el virus (de la COVID-19). Comemos, nos tomamos fotos, hacemos juegos y disfrutamos”, comentó.

Además, realizan la entrega de regalos entre los que este año estuvieron; un smartwatch para Dominick, una muñeca para Dafny, juguetes para el pequeño Harlep y zapatos de fútbol para Sebastián, quien como su padre es fanático del ‘rey de los deportes’.

Gabriel estará hasta la primera semana de enero de 2022 en España, tomando fuerzas con sus seres queridos, para encarar el nuevo reto con Orense con el que espera aportar con su experiencia para ser protagonista en la LigaPro y conseguir la clasificación a un torneo internacional.