Exclusivo
Deportes

Joselo, el mejor volante de corte de Barcelona

El manabita es el encargado de las canchas de la pretemporada del Ídolo.

Joselo Góngora, un manabita que con su carro podadora todos los días tiene listas las canchas a Barcelona.
Joselo Góngora, un manabita que con su carro podadora todos los días tiene listas las canchas a Barcelona.Álex Lima

Las tres canchas del complejo de Galácticos están ‘papelito’. Los jugadores de Barcelona aprovechan cada minutos para estar ‘pilas’ con lo que pide el DT Fabián Bustos.

Pero cuando los dos buses y una camioneta del Ídolo dejan el lugar entra en escena el ‘jugador’ escondido, el que nadie ve, el verdadero perfil bajo. Hablamos de Joselo Góngora, de 45 años. A simple vista se trata de un buen volante de corte, sí, pero de cortar el césped.

Es el arma secreta de Bustos en la pretemporada. Solo él conoce los secretos de la cancha. Luego de cada entrenamiento se encarga de darle “amor, comprensión y ternura” al césped.

Maestriani y su primer contacto con la prensa después de la firma del contrato con Barcelona.

Gonzalo Mastriani sobre Barcelona: "Prometo defender los colores a muerte"

Leer más

“Los cortes son por números. El profesor Bustos pide el 1.5, solo acato su orden y es el estilo que siempre pide”, expresa Góngora, un hincha doble del fútbol, porque en Manabí es fans de Delfín y también de Barcelona.

Su corazón no está dividido, es de frente, es fanático de los dos elencos.

Cuidado especial

Joselo Góngora cuenta con todos los implementos para tener las canchas listas y su aliada es una podadora carrito. Se sube en el vehículo y es el mejor volante que pueda existir.

Tiene 7 años en esta profesión. Como toda una estrella, en diálogo ‘exclusivo’ con EXTRA da detalles únicos, como la preocupación del cuerpo técnico amarillo para que la cancha esté bien.

“Barcelona trae sus propios químicos para poder usarlos. Son cosas especiales que desean que le ponga a las canchas, son cuatro químicos diferentes y bastante urea”, comenta Góngora, quien también confiesa que la presencia del Ídolo es buenísima, debido a que se activa el trabajo en el club y eso quiere decir que habrá plata para él como trabajador.

Es el volante de corte que le estaba faltando a Bustos. Es un agradecido de la vida, porque por su trabajo ha podido estar cerca de los jugadores que muchos miran de lejos.

La conversación ha terminado, Góngora enciende su carro podadora. Son las 11:30 y debe dejar lista la cancha principal porque el equipo amarillo regresa a las 16:00 a la segunda jornada del día.

Él también es parte de la estrella 16, pero nadie lo sabía.