Exclusivo
Deportes

Llegó la hora de volar cabezas en Liga de Quito

Liga Deportiva Universitaria de Quito jugará en 2020 la Copa Libertadores, desde la fase de grupos.

Final del campeonato de fútbol ecuatoriano
Liga Deportiva Universitaria de Quito jugará en 2020 la Copa Libertadores, desde la fase de grupos.EFE/Ariel Ochoa

Liga Deportiva Universitaria de Quito jugará en 2020 la Copa Libertadores, desde la fase de grupos. Ese será el objetivo más ambicioso de los albos. Por ello la directiva ya empieza a definir la plantilla.

A pesar del trago amargo que significó perder la final de la LigaPro, el dirigente Esteban Paz empezó a conversar con los jugadores y con el entrenador Pablo Repetto. La intención es bajar el presupuesto, pero sin que se resienta la parte futbolística.

▶Lee: Las cábalas que ayudaron a Delfín

Uno de los que está en capilla es Luis Chicaiza. Tiene contrato hasta 2023, pero no se siente a gusto con el poco tiempo que juega bajo el mando de Pablo Repetto. “Veremos qué es lo que pasa, definiremos lo que sea mejor para todos”, anticipó Paz.

Otros jugadores también terminarán su contrato en este fin de mes, como Julio Angulo, José Ayoví y Jacob Murillo. Sobre ellos, se esperará un informe de Repetto, donde señale las necesidades para la próxima temporada y se analizará si es recomendable renovar esos contratos.

▶Lee: La Tuka Ordóñez: “Lo había soñado, se lo dije a EXTRA”

Los que sí firmaron un nuevo convenio laboral fueron Franklin Guerra y Edison Vega. El primero se quedará hasta diciembre de 2023 y el segundo hasta diciembre de 2021.

Por su parte, el lateral derecho Pedro Pablo Perlaza está en planes de Repetto. Ya existe un acercamiento, pero todo se definirá esta semana.

La renovación de Jefferson Orejuela está muy distante. Es la prioridad de la directiva alba, pero Fluminense solo quiere la venta de sus derechos federativos.