Exclusivo
Deportes

Ánderson Naula no le 'come' a los defensores

El volante de Atlético Porteño cambió su juego para que no le peguen. En Guayaquil City lo hacían ver videos para que pueda incomodar a los rivales

Anderson Naula
El volante ecuatoriano Ánderson Naula debutó en el fútbol ecuatoriano con 15 años.Cortesía

Durante una semana el técnico Julio César Toresani (+) lo preparó mentalmente a Ánderson Naula para que, en su debut en la primera división de Ecuador con Liga de Loja, contra Barcelona (31 de enero de 2015), no se ponga nervioso, puesto que con 15 años se convirtió en uno de los jugadores más ‘pelado’ en hacer su estreno absoluto.

El profe Toresani me ayudó mucho en lo mental. En la semana previa al partido con Barcelona me hablaba todos los días. Me decía que no sienta presión, que juegue tranquilo. Más allá de lo táctico trató de tranquilizarme para que entre tranquilo y suelto al partido. Fue un gran debut y con estadio lleno. No me lo imaginé así”, recordó el volante ecuatoriano oriundo de Loja.

burrai-bsc

Por si las moscas, ya no hay clásico este sábado

Leer más

Naulita, quien está a préstamo en Atlético Porteño de la Serie B, aseguró que su travesía en el balompié profesional no ha sido fácil. En los partidos los defensas lo intimidan con su estatura (1,65), por eso tuvo que cambiar su forma de jugar. En Guayaquil City le hicieron una preparación personalizada con videos para que los zagueros no lo puedan alcanzar.

Los rivales siempre tratan de intimidarme, pero no hay nada que temer. Entendí que con el tamaño que tengo, si soy un jugador muy quieto, me van a pegar siempre. Por eso desarrollé mi capacidad física para moverme siempre y con la preparación que me hizo Guayaquil City ya sé cómo incomodar a los defensas. Mientras me esté moviendo no me alcanzan”, dijo entre risas el volante de 22 años.

Le dio duro

Naula recordó que cuando militaba en Liga de Loja (2015 y 2016) en un partido contra River Ecuador (actualmente Guayaquil City) el central Juan Lara le pegó hasta sin balón, que sus compañeros tuvieron que salir a defenderlo.

Tuve un partido fuerte con Juan Lara. Desde que empezó el partido me pateó y me pegó con balón y sin balón. Por eso mis compañeros me defendieron. Fue duro conmigo porque si salía hasta la mitad de la cancha hasta allá me seguía. También entiendo que me tenía que seguir porque en el partido anterior les marqué un golazo”, manifestó Naulita.

Engreído de la casa

La compañía de sus padres, Servio Naula y Maritza Cumbicus, fue importante para que Ánderson Naula se adapte al Puerto Principal cuando fichó por Guayaquil City a finales de 2016. La soledad, el calor y la comida complicaron su estancia durante los primeros meses, entre diciembre de 2016 y febrero de 2017.

Me costaba porque la hidratación, la alimentación y el clima es diferente acá. Aparte que los extrañaba. Mi familia me dio una gran mano porque vinieron a vivir conmigo. Ellos dejaron arreglada su empresa de transporte pesado en Loja y se vinieron conmigo. La administran desde acá (Guayaquil)”, mencionó Naulita.

RELACIONADAS
TE RECOMENDAMOS